Conéctate con nosotros

De tu interés

El crédito a la vivienda crece de forma modesta, refiere estudio BBVA

Publicado

en

Durante el primer trimestre del presente año, el financiamiento total a la economía siguió disminuyendo, y aunque este recurso al sector público permanece estable en términos reales, el destinado al sector privado sigue contrayéndose, aunque en menor ritmo.

Caso específico, el financiamiento a la vivienda en donde se observó un incremento respecto al mismo periodo del año previo, pero a un ritmo menor, revela el Reporte de Estabilidad Financiera (REF) del Banco de México, titulado “El Sistema financiero muetra resiliencia ante riesgos de la actual coyuntura nacional y global, y fue elaborado por el área de Estudios Económicos de BBVA México.

El estudio, difundido también por BBVA, puntualiza que en el caso de la banca múltiple en cuanto a crédito de vivienda, entre enero y marzo se observó un incremento marginal respecto al cierre de 2021.

“Para el Infonavit y el Fovissste, se registraron 28 meses consecutivos con tasas de crecimiento real anual negativas. La morosidad de la cartera (IMOR) también muestra un desempeño diferenciado entre otorgantes: mientras que en el caso de la banca múltiple la morosidad ha disminuido desde junio de 2021; para el Infonavit dicho indicador aumentó respecto al último trimestre analizado, alcanzando su nivel más alto desde que se tiene registro (17.7 por ciento en febrero pasado).

“Para el Fovissste, el IMOR se ubicó en 7.6 por ciento al cierre del primer cuarto del año, 0.6 puntos porcentuales mayor al reportado en el REF de diciembre pasado.”

El reporte encargado por el Banxico, en lo general, cita que el financiamiento a empresas privadas no financieras sigue contracciones a tasa real anual, tanto en su componente interno como externo. En el caso del financiamiento otorgado por la banca múltiple, con el lapso reportado se acumularon siete consecutivos de decrementos, aunque cada vez menores.

Destacan que, en el primer trimestre del año, el crédito a las empresas de mayor tamaño muestra una menor contracción de su cartera. Respecto a la morosidad de esta cartera, con la entrada en vigor de los estándares IFRS9, se registró un incremento significativo en el IMOR. Dicho efecto se observa sólo en la cartera de las empresas de mayor tamaño. En el caso de intermediarios financieros no bancarios, la morosidad en su conjunto se mantiene en niveles estables.

Se cita, además que el financiamiento total a la economía siguió disminuyendo. Aunque el financiamiento al sector público permanece estable en términos reales, el destinado al sector privado sigue contrayéndose, aunque a un menor ritmo. En el periiodo que abarca el REF, el crédito al consumo otorgado por la banca múltiple continuó recuperándose y logró registrar tasas de crecimiento reales anuales positivas por primera vez desde el inicio de la pandemia en la mayoría de los segmentos.

Únicamente el crédito automotriz sigue mostrando un rezago en su recuperación, debido a las disrupciones en las cadenas de suministro que ha enfrentado el sector y el encarecimiento de los vehículos nuevos.

“La morosidad de esta cartera sigue disminuyendo y en marzo pasado alcanzó niveles inferiores a los observados previos a la pandemia. En particular, la disminución en la morosidad de tarjetas de crédito se explica principalmente por la reducción en la cartera vencida ante la adopción de los criterios contables IFRS9.

“Contrario a lo observado en la banca múltiple, en el caso de entidades bancarias no reguladas y el Infonacot, el REF destaca que la morosidad del crédito al consumo permanece elevada y en niveles mayores a los observados antes de la pandemia”, publica la banca.

Dentro de su análisis asociado al riesgo de crédito, en esta edición el REF presenta dos indicadores para evaluar la exposición de la banca a cambios en el empleo formal y la actividad económica.

“En particular, la exposición de la cartera de crédito empresarial a cambios en la actividad económica está asociada al tamaño de la caída o al menor crecimiento económico en términos agregados y cómo se distribuye esa caída o menor crecimiento entre los distintos sectores de la economía. Es decir, una contracción económica generará más riesgo para la banca si se concentra en los sectores que tienen más peso dentro de la cartera de crédito empresarial.”

 5,908 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.