La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió que la reforma constitucional sobre la revocación de mandato afecta la democracia y estabilidad del país, puesto que la fecha propuesta empata con las elecciones intermedias de 2021, donde se elegirán a los diputados federales, 13 gubernaturas y miles de ayuntamientos.

“Deben ser discutidos con mucha mayor seriedad las implicaciones en caso de que el presidente en funciones resultara perdedor y procediera la cesación de su mandato. El costo de una nueva elección presidencial y la inestabilidad que generaría, no debe tomarse a la ligera”, mencionó Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de la Coparmex.

Aseguró también que dicha acción es una jugada tramposa, puesto propicia la reelección del presidente, además de que la legislación mexicana ya ha considerado mecanismos como el desafuero o juicio político para que el presidente sea juzgado y pueda ser removido de su cargo.

Existen algunos países en los que se ha aplicado la revocación de mandato y han tenido un efecto negativo en la democracia, como son Venezuela, Bolivia y Cuba. “Esos ejercicios, siempre han sido el anticipo de una reelección”, advirtió la Coparmex.

El sector patronal consideró que se requiere de un presidente que cumpla sus funciones y trabaje conforme a la ley, la revocación de mandato implicaría tener a un presidente en constante campaña electoral, cosa que le impediría cumplir con sus obligaciones como es debido.

La Coparmex aseguró que las medidas que deben ser impulsadas para favorecer la democracia son la segunda vuelta en elección presidencial, las candidaturas comunes y los gobiernos de coalición.