Tras la problemática que detonó la falta de combustible en el país, usuarios de vehículos podrían aumentar su interés por autos híbridos y eléctricos, señaló Guillermo Rosales Zárate, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (ADMA).

Por Ariana Cruz Abeyro

El directivo manifestó en entrevista para medios, que la venta de autos híbridos y eléctricos en México se ha incrementado durante los últimos años; sin embargo, podría colocarse en cifras cercanas al 1% durante el 2019 como resultado de una mayor oferta en el mercado.

Explicó que factores como el costo de la manufactura y el bajo poder adquisitivo de los mexicanos impiden que detone la venta de este tipo de automóviles en el país, los cuales pese a existir mayor oferta continúan reflejando precios altos en el mercado.

“En la medida en la que haya una demanda muy menor de este tipo de vehículos, la producción continuará ajustada a este factor, por lo que en la medida que se incremente la demanda la masificación podrá realizarse acorde al poder adquisitivo de cada mercado” comentó.

Rosales Zárate, consideró que para masificar el acceso a este tipo de autos, debe alcanzarse un nivel de poder adquisitivo fuerte en los mercados  de Estados Unidos,  o Europa, en el cual el acceso se ve generalizado entre 2025 y 2040.

“El poder adquisitivo de Estados Unidos y Europa es superior al que tenemos en Latinoamérica, por tanto primero habrá una masificación en la que los estándares de poder adquisitivo de los mercados maduros permiten adquirir vehículos eléctricos y continuará la inaccesibilidad para el resto de los mercados”, explicó.

En el caso de los mercados latinoamericanos, continuará siendo inaccesibles para su masificación y solo se podrá tener accesibilidad a estos vehículos en la medida en que vayan disminuyendo los costos de producción y hasta entonces podrá abrirse su venta a los mercados globales.

Por último señaló que actualmente los compradores de vehículos tienen mayores posibilidades de adquirir un auto híbrido, debido a que cuentan con mayor accesibilidad y existe una disminución de los precios de producción.