A cien días de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, el 46% de las obras públicas (en su mayoría carreteras) han sido entregadas de forma directa  o por invitación restringida.

Durante el periodo del 20 de diciembre de 2018 al 28 de febrero de este año, el Gobierno Federal ha entregado 980 contratos de obra pública por parte de dependencias como la SCT, Capufe, la Conagua e instituciones aeroportuarias y de salud como el IMSS o el ISSSTE.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) es la dependencia que más servicios ha contratado, puesto que tiene como objetivo cumplir con el plan sexenal para el que fueron destinados 30 mil millones de pesos.

A lo largo de la administración de López Obrador se deberán concluir algunos proyectos en proceso como las carreteras en Oaxaca, además de modernizar las carreteras y ejes viales que ya se encuentran en operación.

Caminos y Puentes Federales (Capufe) y la SCT han otorgado 884 contratos durante los primeros dos meses de la administración de López Obrador, de los cuales el 44% fueron adjudicados de forma directa, según datos de Compranet.

La Ley de Obras Públicas y Servicios relacionados con las mismas específica que existen tres formas de contratación: licitación pública nacional o extranjera, adjudicación directa e invitación restringida y para que el gobierno estatal o federal pueda hacer uso de estas es necesario considerar el monto a contratar, la urgencia de la obra y las condiciones de la misma.