Conéctate con nosotros

Destacada

Salvar inmuebles catalogados históricos es una gran oportunidad

Publicado

en

Padecen esos edificios de abandono gubernamental

En México existen 100 mil edificios catalogados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), muchos de ellos deteriorados por el bajo interés de las autoridades como la catedral metropolitana, pero también hay otros, que son una gran oportunidad para hacer negocios, interviniéndolos sin que pierdan su esencia histórica y arquitectónica, coincidieron especialistas inmobiliarios, arquitectos y valuadores.

En el último día de actividades del Simposium sobre Centros Históricos que se realiza en Toluca de Lerdo por parte de la Asociación Nacional de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) y en el marco del panel “Inmuebles Catalogados”, la valuadora Susana Fernández Águila, dijo que los inmuebles catalogados los clasifica el INAH en construcciones del Siglo XVI al XIX como monumento histórico y el Instituto Nacional de Bellas Artes, clasifica los monumentos el Siglo XX a la fecha y no ha habido renovación de la ley.

“El mantenimiento de esas edificaciones demandan una inversión muy grande para poderlas reactivar y entonces aquí es donde viene una beta importante para el sector inmobiliario y todos los actores que estamos inmersos, el artista, el urbanista, el arquitecto, e financiero, los inmobiliarios, los valuadores, todos formamos parte para poder hacer esa reactivación en estos inmuebles catalogados que es la oportunidad para poderlos reactivar y generar una derrama económica para su sustentabilidad”:

Indicó que cuando se trata de una declaratoria especial donde los inmuebles ya forman parte del patrimonio nacional, local o de la humanidad, los artistas plasman la identidad del país para que no se borre con el paso del tiempo y la restauración debe ser totalmente apegada a lo que originalmente fue realizado por los antepasados.

“Es fundamental valuar el inmueble para que se reconozca su valor en el mercado y quien lo compre o venda sepa su valor y lo que lo hace ser parte de una distinción importante”, acotó.

Por su parte, José Manuel Trigo, presidente electo del Colegio de Arquitectos, indicó que si es posible intervenir un inmueble catalogado, siempre y cuando respete todo el contexto patrimonial que lo rodea, el entorno, aspectos artísticos, entonces es posible respetando esa parte y debemos de tener el visto bueno del INAH para que se tenga la autorización de un liberamiento, reconstrucción total o remodelación .

“Entonces si se puede pero se debe respetar esa historicidad del inmueble para que nosotros podamos devolverle ese valor o ayudarlo a que genere mayor derrama económica si es que un inversionista esta interesado o el mismo propietario en arreglarlo.

A su vez el arquitecto David Homero Pedraza Arriaga, señaló que un 90% de los inmuebles patrimoniales históricos, tienen una ubicación privilegiada y sus características son muy peculiares de la zona donde están situados y por naturaleza eso les da un valor como sitio.

“Normalmente están acompañados de más inmuebles y esta detectado por la sociedad, el ciudadano que vive la ciudad y si a esto le agregamos que un centro histórico no solo es el inmueble sino también es la ciudad, la gente, es muy sencillo que un proyecto de restauración tenga la capacidad financiera para que sea sustentable, el tema es que la intervención debe ser perfecta y ayudada incluso por otro tipo de financiamientos internacionales de ser necesario”, mencionó.

Agregó que una vez que un inmueble se restaura, su valor es incalculable por lo que es muy importante que el trabajo que se hace en ellos sea estrictamente profesional y apegado a la ley, pero advirtió que en sentido contrario, si la restauración no se hace correctamente, el valor de este se va hacia abajo.

En su oportunidad, el restaurador Antonio Sánchez Arzate, indicó que México es uno de los países con más cultura y patrimonio tangible pero lamentó que en la mayoría de los casos, no son apreciados por la humanidad.

“México ha dejado de lado el arte al quitar la materia de educación artística, se apuesta más por crear científicos para activar ola economía pero se dejan de lado están cuestiones y si no cambiamos desde la sociedad se seguirán perdiendo inmuebles como ya sucede con la indiferencia de las autoridades a la Catedral Metropolitana cuyo deterioro es mayúsculo”, concluyó.

 344 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.