La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aclaró que la empresa Fibra Uno (FUNO) debe replantear el proyecto Mitikah en su segunda fase, puesto que representa un impacto negativo para la zona, la cual tiene presenta una sobreoferta de oficinas en renta.

Durante la conferencia matutina de este viernes, la titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), Ileana Villalobos, precisó que la torre dos de Mitikah no estaba autorizada, por lo que al presentar el nuevo proyecto deberá disminuir la densificación y con ello evitar el impacto urbano en la zona.

Asimismo señaló que el fideicomiso tampoco obtuvo la autorización de impacto urbano, ya que solo avisaron a la Oficialía de Partes en julio de 2018 que ampliarían la superficie en 16 mil metros cuadrados; sin embargo, dicha acción requiere de un nuevo estudio de impacto urbano, el cual no fue realizado por la empresa.

Las autoridades capitalinas aclararon que el planteamiento de obra a modificar es la fase dos, espacio en el que anteriormente se encontraba el centro Bancomer y que actualmente se encuentra ocupado por la Secretaría de Educación Pública (SEP).