Conéctate con nosotros

EMPRESA

Comunidades virtuales marcan la diferencia en el mundo digital: Geformas

Publicado

en

Frente a un mercado mexicano donde 67 por ciento tiene acceso a internet y donde el e-commerce fue impulsado por la pandemia Covid-19, las empresas de cualquier tamaño, están obligadas a sumarse o construir comunidades virtuales porque de lo contrario se quedarán fuera y sus productos o servicios no destacarán ante la feroz competencia mundial.

En entrevista con Grupo En Concreto, Teresa Ramírez Puente, directora de desarrollo digital de Geformas, agencia de marketing digital y creadora de contenido audiovisual, dijo que la apuesta de los negocios o empresas debe ser colocarse en los primeros lugares en cuanto a autoridad y desde las pequeñas y medianas empresas (Pymes) o grandes, ya no pueden escapar a estas comunidades que garantizan el éxito o el fracaso de un negocio.

Más aún cuando, derivado de la crisis sanitaria, el número de internautas creció en 2021 a 498 millones en Latinoamérica y donde nuestro país es uno de los líderes con 81 millones de usuarios de las redes sociales, sobre todo de edades entre los 25 y 34 años de edad que han encontrado una socialización a través de los medios digitales.

“Ciertamente la situación con el uso de redes sociales y con el internet se habría estado incrementando en los últimos años, pero la pandemia le dio un impulso porque los consumidores empezaron a hacer sus actividades cotidianas que antes realizaban de manera presencial, ahora en línea y una de estas es socializar en redes sociales. A raíz del Covid-19, empezaron a crearse con más afinidad comunidades que si bien ya existían cobraron un fuerte impulso en el 2000”, precisó.

La especialista, mencionó que la fortaleza que alcanzan estas comunidades a través de redes sociales como Facebook o WhatsApp, que en enero pasado fue colocada como la red más utilizada y otras como Telegram donde se han formado estas sociedad para determinado sector, gusto o afinidades con intereses comunes, obligan a las marcas a reconfigurarse para mejorar tanto su experiencia como la de sus clientes y subirse a plataformas específicas, tener información en un solo lugar y compartirla con esas conformaciones que se han consolidado.

Indicó que, a través de estas comunidades, se pueden compartir nuevos productos, contenidos exclusivos, compartir avances de investigaciones o adelantos, temas de profesionales especialistas, experiencias y recabar opiniones de alta calidad de consumidores, socios o empleados que pueden mejorar las estrategias de marketing que tienen.

“Uno de los beneficios que tienen las empresas cuando cuentan con comunidades virtuales, es tener una fuente directa de datos y enfrentan un gran reto en 2023 cuando Google elimine las cookies para obtener datos. Tener acceso a una comunidad virtual te puede permitir tener datos sobre las necesidades y expectativas de los consumidores y otro de los incentivos que tiene obtener los datos de esta manera es que la participación de quienes brindan los datos es más confiable directa y certera y además es más rápida y barata porque puedes obtener información en tiempo real, además hay ese compromiso e interés de los miembros de la comunidad virtual “, destacó.

En cuanto a quienes no crean comunidades, Ramírez Puente, dijo que pierden la amplitud en la difusión y cercanía con sus consumidores por lo que este 2022, se tienen que fortalecer para que la marca no quede fuera de las principales tendencias.

 1,599 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.