Conéctate con nosotros

Especial

ULISES Y LA CIUDAD

Publicado

en


Jorge Gamboa de Buen

Se cumplieron 100 años de la obra de Joyce

El 2 de febrero de 2022 se cumplieron 100 años de la publicación del ULISES del irlandés James Joyce (1882-1941). Esta obra maestra de la literatura es para los críticos uno de los mejores libros del Siglo XX junto con El Principito de Saint-Exupéry, Lolita de Nabokov, En Busca del Tiempo Perdido de Proust, 1984 de Orwell o 100 años de Soledad de García Márquez. En algunas listas incluso aparece como el mejor.

A pesar de que es un libro extenso (650 A 1000 páginas dependiendo de la edición) todo transcurre en un día, el 16 de junio de 1904, y narra las andanzas por Dublín de Stephen Dedalus y Leopold y Molly Bloom.

Sin embargo, muchos piensan que Dublín, la ciudad, es la verdadera protagonista de la historia. Estructurado como el clásico griego la Odisea de Homero, que también es la narración de un periplo, y de ahí el título de Ulises, es un libro de difícil lectura.

No mantiene un estilo homogéneo, es laberíntico y en momentos se hunde en monólogos interiores. Hay quien dice que sólo puede leerse sufriendo. El último capítulo, por ejemplo, no tiene puntuación. Incluso en algunas de las múltiples reediciones en su siglo de existencia los títulos de los 18 capítulos se acompañan por los de la Odisea:

Telémaco, Néstor, Proteo, Calipso, Lotófagos, Hades, Eolo, Lestrigones, Escila y Caribdis, Rocas Errantes, Sirenas, Cíclope, Nausica, Bueyes del Sol, Circe, Eumeo, Ítaca y Penélope. Cuando fue publicado en capítulos separados en The Little Review llamó la atención de la Sociedad de Nueva York para la Supresión del Vicio quien levantó una queja ante un Tribunal.

Joyce gustaba de decir que escribió al Ulises para mantener ocupados a los críticos durante 300 años. Apenas llevan 100. Borges por su cuenta comentó en varias ocasiones que estaba seguro que nadie lo había leído completo.

Él nunca lo terminó. Como en el Londres de Dickens o el París de Balzac, el lector de Ulises conoce a la ciudad de Dublín con un grado de detalle que solo la literatura puede lograr.

A la descripción de las personas y sus costumbres se suma la de los lugares y edificios. Joyce aseguraba que si la ciudad desapareciera podría reconstruirse siguiendo su descripción.

Toda ciudad debería tener una novela así. Dublín es una ciudad milenaria que ha sido habitada por celtas y vikingos. Con poco más de medio millón de habitantes en un país de aproximadamente 5 millones.

Ha crecido poco en el último siglo y conserva una estructura urbana del siglo 19. Aunque tiene el 10% de la población de Irlanda concentra la mitad de la economía y el turismo es uno de sus pilares.

A pesar de su clima lluvioso sus calles lucen pletóricas de actividad, mercados, comida y hasta música callejera. Desde Eccles Street 7 donde vive Bloom, pasando por la Iglesia de Saint George, el Hotel Ormond, la Farmacia Sweny, la Biblioteca Nacional y Mabbot Street, que por cierto ahora se llama James Joyce Street, el lector recorre Dublín.

A un siglo de su aparición, el Ulises tiene millones de admiradores. Los más afortunados o los más vehementes peregrinan por Dublín buscando los lugares descritos. Clubes de lectura y empresas turísticas organizan los recorridos junto con expertos. Las visitas a los pubs y el consumo de cerveza guinness y whisky no se olvidan en los recorridos de Leopold ese día, 16 de junio, probablemente el más famoso en la historia de Irlanda que hasta tiene un nombre: Bloomsday.

 268 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.