El Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer Falcón, exhortó a senadores de Morena, del Partido del Trabajo (PT) y de Encuentro Social (PES), a actualizar, a la brevedad posible, el marco normativo para impulsar un desarrollo urbano ordenado y sustentable.

“Nos preocupa que el marco normativo está muy alejado de la función social y ambiental del territorio y del suelo para que se pueda garantizar el derecho humano al hábitat. Responde a otros tiempos, a otros momentos políticos”, sostuvo el funcionario al participar en una reunión con los legisladores, previo a una sesión ordinaria en el Senado de la República.

El especialista en desarrollo económico sustentable y urbanismo, explicó que, por ejemplo, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal mandata a la SEDATU a dictar la Política Nacional de Vivienda y cuidar del territorio nacional; sin embargo, la Ley de Vivienda vigente no ha sido armonizada con dicho mandato.

 “Nuestra Secretaría promueve un desarrollo territorial más justo, ordenado y sustentable. Para lograrlo, necesitamos el apoyo y respaldo de leyes que permitan responder efectivamente a esta meta”, dijo Meyer Falcón, quien estuvo acompañado de los subsecretarios de la dependencia a su cargo, David Cervantes Peredo y Armando Rosales García.

Durante la reunión, el titular de la Nueva SEDATU expuso a los parlamentarios las características y alcances de los programas prioritarios encomendados a la Secretaría por el Presidente de la República y subrayó: “en la dependencia creemos que para retomar la rectoría del Estado en el ordenamiento del territorio, tenemos que comenzar con el uso eficiente y transparente de los recursos públicos”, agregó.

Para concluir, el secretario recordó a los senadores que el país está frente a una oportunidad única para construir la visión de un desarrollo territorial más integral, que garantice el interés público sobre el privado, con una visión que sume voluntades, pero que sepa reconocer las particularidades de cada región del territorio mexicano.