Conéctate con nosotros

Economía

Credit Suisse estima baja de calificación soberana de México

Publicado

en

Credit Suisse presentó su reporte de mercados emergentes del tercer trimestre de 2022, en el cual se evalúan sus vulnerabilidades en el contexto actual; sus analistas opinan que Moody’s probablemente rebajará la calificación de la deuda en moneda extranjera de México un nivel, para ubicarse en Baa2 este año, porque si bien las cuentas fiscales siguen bajo control, creen que la eventual rebaja de la calificación soberana será provocada por un crecimiento persistentemente decepcionante.

Los analistas Alonso Cervera y Yi David Wang, autores del estudio, explican que la calificación de la deuda de México tiene una perspectiva negativa por parte de Standard & Poors (S&P) y Moody’s, señalando que la primera califica a México un escalón más bajo que la segunda.

Su estimación de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para 2022 y 2023 es de 1.5 y 0.8 por ciento respectivamente, con una inflación al consumidor al terminar el año de 7.8 y 5.3 por ciento en el mismo orden, la paridad se ubicaría en 21 y 23 pesos por dólar al finalizar cada año señalado y la tasa de referencia del Banco de México (Banxico) estaría en diciembre de los mismos años en 9.5 y 7.5 por ciento, respectivamente.

Lo anterior porque en los próximos trimestres la economía, estiman, sufrirá un crecimiento más débil en el extranjero y la reciente resiliencia que ha mostrado desaparezca gradualmente, a medida que se intensifique la desaceleración de Estados Unidos.

Opinan que el problema de crecimiento de México se verá agravado por la alta inflación y que, para las agencias de calificación y los inversores financieros en el extranjero, es probable que estos problemas se vean compensados por modestos desequilibrios fiscales y externos.

También manifiestan que México es el país latinoamericano más expuesto a las tendencias de crecimiento global porque es la economía más abierta de la región, y una de las más abiertas de todos los mercados emergentes, con exportaciones de bienes equivalentes al 38 por ciento del PIB, además de que es particularmente sensible a los acontecimientos en los Estados Unidos, pues casi 80 por ciento de sus exportaciones van a ese país.

Agregan que también está en camino de recibir este año el equivalente a 4.1 por ciento del PIB en remesas, la mayoría de las cuales provienen de Estados Unidos, y otro 1.2 por ciento del PIB en entradas de inversión extranjera directa originadas en Estados Unidos; por lo tanto, la economía sufrirá la desaceleración de Estados Unidos.

En el lado positivo, señalan que México no es demasiado vulnerable a la agitación en los mercados financieros globales, particularmente al aumento de los rendimientos globales, porque su déficit en cuenta corriente es una de las más pequeñas de la región, con un estimado de 0.5 por ciento del PIB en 2022, mientras que las amortizaciones totales de deuda programada del mercado en el extranjero del país promedian el equivalente a 0.6 por ciento del PIB anual en 2022 y 2023.

 1,569 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *