Conéctate con nosotros

Bancos

Crédito a la vivienda se desacelera y el consumo es dinámico

Publicado

en

En agosto, el crédito bancario continúa con un desempeño desigual porque se observa una desaceleración del crédito a la vivienda, un estancamiento en la recuperación del crédito a empresas, y un mayor dinamismo del crédito al consumo, lo que implica que la demanda de crédito se está orientando a financiar las necesidades de corto plazo de los hogares, situación compatible tasas de inflación altas que podrían mermar el poder adquisitivo de las familias, señalan los analistas de BBVA Research.

En su reporte mensual de banca y sistema financiero, se indica que el saldo de la cartera de crédito vigente otorgado por la banca comercial al sector privado creció a una tasa de 3.2 por ciento anual en términos reales y 12.4 por ciento nominal, igual al crecimiento real registrado el mes previo.

TE PUEDE INTERESAR:

Se rezaga la inversión en construcción: BBVA Research

En el caso del crédito vigente a la vivienda, que representa el 22.7 por ciento de la cartera total, su crecimiento real anual de los saldos vigentes se ubicó en 2.9 por ciento, menor al dato observado en los primeros siete meses del año del 3.3 por ciento promedio. Los analistas consideran que esta tendencia a la baja podría prolongarse, ya que el dinamismo de la cartera refleja con rezago el desempeño del empleo formal, lo cual, aunado el incremento en las alzas de interés de largo plazo, estarían reflejándose en una menor demanda por créditos hipotecarios.

Por su parte, el crédito vigente a empresas, 55.4 por ciento de la cartera total, mostró un dinamismo a tasa anual real de 2.1 por ciento, ligeramente inferior al desempeño observado el mes previo de 2.2 por ciento real, destacando el incremento registrado en los saldos vigentes denominados en moneda extranjera, 22.3 por ciento del total del crédito a empresas, mismos que alcanzaron un crecimiento de 11.1 por ciento real en agosto, segundo mes consecutivo con tasas de doble dígito.

Los saldos de crédito a empresas en moneda nacional siguieron mostrando un ligero retroceso, al registrar una caída de 0.3 por ciento, postergando una recuperación más sólida. Este estancamiento relativo en el crédito a empresas podría estar asociado al desempeño mixto en las fuentes de ingresos en algunos sectores:

Sobre el crédito vigente al consumo, 21.8 por ciento del total, se revela que alcanzó una tasa de crecimiento anual real de 6.2 por ciento, superando el desempeño observado en julio del 5.6 por ciento real anual. Dentro de su composición se tiene que la única cartera que aún no logra recuperar dinamismo es la del crédito automotriz, cuyos saldos registraron en agosto una caída en términos reales de 3.7 por ciento, mejorando frente a la contracción de 4.3 por ciento del mes previo.

De acuerdo con la opinión de los investigadores de BBVA Research, la necesidad de financiar el gasto corriente de los hogares, aunado al dinamismo que aún se observa en el empleo formal y el salario real, continúan impulsando la recuperación del resto de los segmentos de crédito al consumo.

De esta forma, el saldo vigente de crédito a través de tarjetas, en agosto mejoró su dinamismo, al registrar un crecimiento real anual de 7.1 por ciento, mayor al 6.3 por ciento del mes previo, mientras que el crédito de nómina creció 6.2 por ciento real, igual al mes anterior y los créditos personales se incrementaron 7.6 por ciento real contra el 6.3 por ciento en julio.

También en el estudio se marca que, aunque a la fecha, los índices de morosidad se mantienen en niveles manejables, 2.9 por ciento para consumo, 2.8 por ciento para vivienda y 2.2 por ciento para empresas, en adelante será fundamental mantener prácticas prudentes de originación para mantener carteras de crédito sanas.

 3,072 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *