Conéctate con nosotros

Economía

Acuerdo China-EU evita conflicto mayor: Intercam

Publicado

en

Santiago Fernández, analista de Intercam Casa de Bolsa, señaló que el 15 de enero de 2020 se firmó formalmente la primera fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, mismo que busca detener la hostilidad comercial entre ambas potencias y regular sus relaciones comerciales; sobre el mismo señala que es importante reconocer que con el acuerdo se logra detener,  al menos momentáneamente, el escalamiento de la guerra comercial y se establecen los fundamentos para lograr entendimientos más profundos que eviten un conflicto mayor.

El analista opina que, con la firma de este acuerdo, se reduce sustancialmente el riesgo comercial en lo que resta de 2020 porque resuelve las principales exigencias estadounidenses en materia de propiedad intelectual y transferencia de tecnología; mientras que los compromisos de compras podrían resultar en un impulso al sector exportador estadounidense.

Agrega que se estima que el acuerdo podría elevar el crecimiento del PIB estadounidense hasta en un 0.2-0.3%; o 0.1% en las estimaciones más moderadas. Sin embargo, no es del todo claro cómo logrará China cumplir con los volúmenes establecidos. Las compras de bienes agrícolas implicarían prácticamente duplicar la demanda de importaciones de estos bienes; mientras que para los objetivos de energía la solución parece estar en hacer de EE.UU. el principal proveedor de gas natural.

Las evaluaciones bilaterales y el mecanismo de solución de controversias dejan aún mucho margen abierto a la subjetividad y la negociación, lo que podría hacer inestable el acuerdo alcanzado.

Fernández detalla que el acuerdo está compuesto por 8 capítulos y resuelve las principales problemáticas señaladas por la administración estadounidense, como la protección a la propiedad intelectual, la transferencia forzada de tecnología y el balanceo de los intercambios comerciales de ambos países para reducir gradualmente el déficit de EE.UU. con China.

También contempla la apertura del sector financiero en China, incorpora normas de política macroeconómica para evitar la manipulación de las monedas, e incluye mecanismos de solución de controversias. El acuerdo fue presentado por el presidente Donald Trump como un gran logro de las dos potencias para corregir el comercio bilateral, que había afectado durante décadas a trabajadores y empresas estadounidenses.

El analista señala que, si bien el acuerdo logra resolver las exigencias fundamentales estadounidenses, quedan fuera del acuerdo temas relevantes como subsidios a industrias estratégicas y las sanciones existentes contra empresas de ambos países. Esos temas se han aplazado para negociaciones futuras y se espera constituyan la “fase 2‟ del acuerdo, junto con promesas de reducción de aranceles.

EE.UU. sólo concedió reducir aranceles de forma limitada a partir de febrero, con la reducción a la mitad del arancel de 15%, que pasará a ser de 7.5%, a 120 mil millones de dólares en productos chinos; mientras que el resto de los aranceles vigentes hasta hoy permanecen inalterados: 25% de impuesto sobre importaciones chinas por un valor de 360 mil millones de dólares. Con esto, 2/3 de las exportaciones chinas siguen siendo gravadas con aranceles, resultado de la disputa comercial. Donald Trump admitió que aceptará retirar esos aranceles si se logra un acuerdo “fase 2‟, pero de momento los mantendrá como una herramienta de negociación imprescindible.

Las negociaciones para una segunda etapa del acuerdo iniciarán de forma inmediata, de acuerdo al presidente estadounidense; sin embargo, el Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, aclaró que los equipos de ambos países se enfocarán primero en la implementación de este acuerdo, antes de iniciar cualquier nueva negociación.

Esto reafirma la expectativa de que el acuerdo “fase 2‟ no será un tema central de la relación bilateral sino hasta después de la elección de noviembre en los Estados Unidos. Finalmente, el Viceprimer chino, Liu He, aseguró que China “honrará estrictamente” el pacto y se permitió leer una carta del Presidente Xi Jinping, en la que llama a ambos países a implementar el acuerdo con honestidad y a tratar de manera justa a las empresas que hacen posible el intercambio bilateral.

PRINCIPALES COMPROMISOS

Compras de bienes estadounidenses. – Incluye dos capítulos que contienen los compromisos adquiridos por China para importar mayores productos estadounidenses.

Propiedad Intelectual. –  El primer capítulo del acuerdo resuelve las inconformidades de EE.UU. sobre la propiedad intelectual. Éste trata los temas de protección a secretos comerciales, patentes relacionadas con la industria farmacéutica, protección de marcas y medidas contra el comercio de copias o reproducciones ilegales de bienes (piratería) o comercio de bienes de contrabando.

Transferencia de tecnología. – El capítulo 2 impide que China presione a compañías estadounidenses para que éstas compartan tecnología con socios locales si desean invertir y producir en el país.

Servicios financieros. – El capítulo 4 establece los lineamientos para la apertura del sector financiero chino a la participación e inversión de entidades financieras estadounidenses.

Políticas macroeconómicas, tipo de cambio y transparencia. – Este capítulo hace eco de lo incluido en el T-MEC, pues prohíbe las devaluaciones competitivas y la manipulación de monedas.

Evaluación bilateral y resolución de controversias. – El último capítulo (7) y su anexo (7-A) fundan órganos encargados de implementar el acuerdo, evaluarlo y resolver disputas sobre su aplicación. Se crea el Trade Framework Group, encabezado por el Representante de Comercio de Estados Unidos y el viceprimer de la República Popular de China; órgano que se reunirá cada 6 meses para asegurar la implementación del acuerdo, resolver cualquier problema que de ésta se desprenda y acordará reuniones de trabajo entre ambos equipos

 800 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *