Conéctate con nosotros

Destacada

Mercados no reaccionaron a las bajas de calificación: Intercam

Publicado

en

Santiago Fernández, analista de Intercam, señala en un comentario que lo participantes de los mercados financieros no vieron reacción significativa a los ajustes de las calificaciones de PMEX y CFE por parte de Fitch Ratings (Fitch), dado que éstos ya estaban incorporados en las expectativas de inversionistas una vez sucedido el ajuste de la calificación del soberano.

Desde su punto de vista hacia adelante, será importante la decisión que tome la Calificadora Moody’s en los próximos meses (mayo-junio), pues su acción podría tener mayor repercusión que las de Fitch.

Con ello, la compañía de electricidad se mantiene en grado de inversión, mientras que PEMEX se coloca tres escalones por debajo del soberano y por debajo del grado de inversión. La perspectiva para ambas empresas se ajustó también de ‘negativa’ a ‘estable’, lo que sugiere que no habrá mayores ajustes en el corto plazo.

Moody’s califica a PEMEX apenas un escalón por arriba del grado especulativo y, de verse una degradación, se cumpliría el supuesto de dos calificadoras con calificación ‘especulativa’ sobre la deuda de la petrolera, lo que obligaría por mandato a algunos fondos a deshacerse de sus posiciones en estos activos.

En su documento Fernández, manifiesta que Fitch decidió el mediodía del 17 de abril, reducir la calificación de la deuda de largo plazo en moneda extranjera y local de PEMEX y la CFE como consecuencia del reciente recorte a la calificación del soberano.

La calificación de PEMEX pasó de ‘BB’ a ‘BB-‘, como resultado del deterioro de su perfil crediticio en medio de la crisis en la industria de petróleo y gas, y las expectativas de precios bajos del petróleo hacia adelante.

De acuerdo a Fitch, la empresa cuenta con una flexibilidad limitada para afrontar los retos de la industria dada la elevada carga fiscal sobre sus ingresos, los altos niveles de deuda, los crecientes costos de extracción de crudo y la elevada necesidad de inversión para mantener la producción y reponer reservas.

Agrega que a Fitch le preocupa también un deterioro en el compromiso del Gobierno para garantizar la deuda de la petrolera, dados los propios problemas fiscales en la posición del país. Nuevos ajustes a la baja podrían darse si el Gobierno no actúa para respaldar la liquidez de la empresa en caso de que se prolonguen los flujos de caja negativos en el futuro, que exista menor efectivo en mano para la empresa o se restrinja el acceso a capital a través de los mercados.

El ajuste en la CFE es sólo para ponerla en línea con la calificación del soberano, dado que el vínculo crediticio entre ambos es estrecho. Su calificación pasa de ‘BBB’ a ‘BBB-‘.

Mayores ajustes a la baja en la calificación de la CFE podrían darse si hay un deterioro de su perfil financiero y operativo, o si hay un nuevo ajuste a la calificación soberana.

 264 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.