Conéctate con nosotros

Destacada

Presentan iniciativa para ingreso mínimo ante emergencia económica

Publicado

en

Según datos oficiales, debido al COVID-19 en México, alrededor de 2 millones de personas perdieron su empleo formal, y 12 millones más perdieron sus ingresos a causa de la suspensión de actividades y 11 millones más se encuentran en situación de subcontratación.

Por lo anterior, un ingreso vital debería ser un derecho para todos los mexicanos, donde el Estado debe ser solidario con las personas que debido al confinamiento social por el COVID-19, perdieron empleos o ingresos, expresó el senador Clemente Castañeda Hoeflich, del partido Movimiento Ciudadano.

En videoconferencia, el coordinador nacional de ese partido, junto con diputados, académicos y representantes de organizaciones civiles y sindicales, presentó la iniciativa de Ley del Ingreso Mínimo Vital, con la que se pretende ayudar a 20 millones de personas afectadas por la crisis económica con un salario mínimo que duraría entre tres y cinco meses.

Evitar rebrotes

“Para millones de familias que viven al día, el ingreso vital sería un auxilio que puede marcar la diferencia entre pasar o no a una situación de pobreza o pobreza alimentaria. Hoy, es una medida sanitaria porque su existencia les permitirá a millones que hoy están desesperados por salir a trabajar, quedarse en casa y así evitar un rebote de la pandemia”, argumentó.

La iniciativa de Ley que presentaron legisladores de Movimiento Ciudadano en la Comisión Permanente plantea reconocer el derecho de las personas que vieron afectados sus ingresos en una situación especial, a recibir un apoyo monetario de parte del Estado.

Establece una situación especial en la que se ve gravemente afectada la economía y la ocupación laboral, con información del IMSS, Banco de México (Banxico) y dependencias del Gobierno Federal.

La podrán recibir las personas que perdieron su empleo o que vieron afectados sus ingresos, sin importar si se encuentran en la formalidad o la informalidad.

Apoyo temporal

El apoyo se otorgará durante 3 meses y será equivalente al salario mínimo, es decir, más de 11 mil pesos en total, y podrá ampliarse hasta por dos meses más.

“Si este Ingreso Vital lo destináramos a 20 millones de mexicanos y mexicanas, estaríamos hablando de una erogación de poco más de 220 mil millones de pesos que sería un punto porcentual del PIB nacional. Desde luego que hay recursos para sufragar este apoyo, simplemente es cuestión de que el Estado mexicano reordene sus prioridades”, dijo Castañeda Hoeflich.

La iniciativa se consolidó con las aportaciones de académicos, activistas, trabajadores, sindicatos como la CROM y organizaciones civiles como Nosotrxs, el Instituto Simone de Beauvoir y el Centro de Apoyo y Capacitación de Empleadas del Hogar.

El doctor Mauricio Merino, coordinador de Nosotrxs, señaló que el Ingreso Vital no compite con ninguno de los programas sociales del Gobierno de México, sino que atiende a las personas que no están recibiendo ningún apoyo. “No hay contradicción con la filosofía política del Gobierno de la Republica”, sostuvo.

Cabe recordar que países de Europa y de América, han adoptado alguna medida similar para apoyar a las personas que perdieron su empleo o sus ingresos. En México estamos a tiempo, dijo el senador Clemente Castañeda Hoeflich.

 681 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *