Conéctate con nosotros

FINANZAS

Menor incertidumbre favorece al peso: CIBanco

Publicado

en

La Dirección de Análisis Económico y Bursátil de CI Banco, señala que al inicio de 2020, y a pesar de comenzar con incertidumbre a nivel geopolítico ante el deterioro en las relaciones de EUA con Irán y la creciente posibilidad de un conflicto armado en Medio Oriente, en sus primeros días el peso mexicano ha mantenido su buena racha de apreciación frente al dólar y por momentos ha buscado romper los 18.80 pesos por dólar en su modalidad spot.

En sentido estricto, desde el punto de vista económico y financiero, el 2020 inicia con menor incertidumbre que el 2019 y eso da sustento al buen comportamiento de la moneda mexicana.

En el texto señala que el nuevo año comienza con menores preocupaciones y probabilidades de una próxima recesión económica global, en particular en EUA, lo cual brinda una perspectiva más clara sobre el rumbo de la política monetaria por parte de la FED, donde se espera que las tasas se mantengas sin cambios durante todo el año y que se sigan retrasando los planes de alzas de tasas.

Asimismo, 2020 empieza con menores tensiones comerciales después del acuerdo de fase 1 alcanzado entre EUA y China, que aunque es un acuerdo limitado, si le pone un techo a la escalada de las medidas proteccionistas implementadas por ambas Partes.

Además, la inminente ratificación del T-MEC en el Senado estadounidense elimina un factor de incertidumbre en el ambiente de negocios de México, lo que podría ayudar a mejorar los niveles de inversión privada en el país. Esto también contribuye a reducir la percepción de riesgo de México (métricas de riesgo país).

Esta tendencia positiva del peso mexicano esperamos continuará en las primeras semanas del año y durante enero podría cotizar en un rango entre 18.70 y 19.05 pesos por dólar spot. Este comportamiento estará muy sujeto a los siguientes eventos y fechas:

  • T-MEC – Ratificación por parte del Senado estadounidense antes del 15 de enero
  • Firma Fase 1 acuerdo comercial EUA y China – 15 de enero
  • Impeachment a Trump – La votación en Senado está prevista para este mes, pero podría posponerse hasta febrero.
  • FED – Reunión el 29 de enero
  • Brexit – Salida del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de enero
  • Tensiones geopolíticas – EUA-Irán-Irak
  • Segunda fase del Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura, la cual estaría centrada en el sector energético, con inversiones por unos 30 mil millones de dólares.
  • Reunión Banxico -13 de febrero

En lo tocante a la economía mexicana no espera mejoras en los indicadores de cierre del año, y es probable que los datos negativos sobre la inversión, construcción y producción industrial se mantengan para la primera parte de 2020.

También manifiesta que la economía está estancada desde el último tercio de 2018. La buena noticia es que parece que no va en picada; la mala es que no se vislumbra que existan elementos que permitan detonar una recuperación fuerte y rápida de la actividad económica en el corto plazo.

Para 2020, la economía mexicana observará de nuevo una condición de estancamiento (crecimiento del PIB de 1.0% para todo el año), aunque en menor grado que lo registrado en 2019.

Entre los factores que le podrían jugar a favor del PIB mexicano en este nuevo año destacan:

  • Ratificación del TMEC, el cual ayudará a reducir la incertidumbre para las inversiones.
  • Los ajustes al alza de salarios, que puede mantener junto con el gasto social cierto nivel de consumo.
  • El Acuerdo Nacional de Infraestructura (inversión privada) ayudaría a mejorar el ambiente de negocios y generar efectos multiplicadores.
  • La solución del conflicto comercial entre EUA y China, apoyaría a la industria estadounidense, lo que favorecería las exportaciones mexicanas a dicho país.
  • La disciplina fiscal y finanzas públicas sanas que favorece el mantener la deuda pública estable como porcentaje del PIB, y por lo tanto, contribuye a la estabilidad financiera y cambiaria.
  • La baja inflación le da mayor margen a Banxico para incentivar la economía (a través de recortes de tasas)
  • Los altos niveles de remesas familiares y flujos positivos de inversión extranjera directa.

Por su parte, del lado negativo, los principales elementos que podría afectar el desempeño económico de México son:

  • Contracción de la inversión. Todavía luce complicado que se mejore el clima de negocios el cual se ha deteriorado desde finales de 2018, ante las señales contradictorias que sigue manando la Administración del Presidente López Obrador.
  • Desaceleración de la economía estadounidense y elecciones presidenciales. La guerra comercial ha mermado el desempeño de la industria manufacturera, el principal vínculo con el ciclo económico mexicano. Trump en campaña representa un foco de incertidumbre.
  • Posible reducción de las calificaciones de la deuda soberana de México y Pemex.
  • Inseguridad pública creciente.
  • Precepción de debilidad del Estado de derecho.

 441 Total de vistas