Conéctate con nosotros

Economía

S&P mejora calificación soberana de México, de negativa a estable

Publicado

en

La calificadora S&P Global Ratings ratificó su nota para México en ‘BBB’, y mejoró la perspectiva de negativa a estable. La agencia ratificó la calificación soberana de largo plazo del país en moneda extranjera y local en ‘BBB’ y ‘BBB+’, respectivamente, informó en un comunicado la firma internacional.

Minutos más tarde, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) también distribuyó la información y agregó que la calificadora espera que México continúe con un buen manejo fiscal y monetario en lo que resta de la actual Administración.

“Destacan la prioridad del Gobierno de México en buscar políticas que mantengan la solidez de sus finanzas públicas y niveles de deuda por debajo de 50 por ciento, lo que permitirá continuar con un entorno de estabilidad macroeconómica. La agencia hizo mención a la sólida posición externa del país y a sus equilibrios macroeconómicos.

“Señaló como positivo el bajo déficit en cuenta corriente apoyado por los flujos de inversión extranjera directa, el tipo de libre flotación que facilita el acceso a los mercados financieros, y una política monetaria creíble, así como la relevancia de contar con un portafolio de la deuda principalmente local y diversificado”, destacó en el documento la dependencia federal

En Hacienda se reconoce, según los comentarios de S&P es necesario que los niveles de inversión se eleven y otros factores que pueden incrementar la calificación del país.

Los analistas de Grupo Financiero Banorte señalan que en la nota de la calificadora citan como fortaleza la posibilidad de mayor inversión por el “nearshoring” y menor incertidumbre en el frente energético. Al respecto, resaltan el mayor diálogo entre el gobierno y empresas de Estados Unidos para generar inversiones y financiamiento bilateral en el sector.

La calificadora, dicen los analistas, espera déficits un poco más altos (2.9% del PIB en 2022-2025) por los subsidios a la gasolina, aunque asumen que continuará el control constante del gasto, inclusive con los programas sociales e inversiones emblemáticas.

Entre los riesgos siguen señalando los pasivos contingentes de Pemex y CFE –con una probabilidad casi cierta de más apoyos extraordinarios– y el rezago en la recuperación, en especial de la inversión privada.

La decisión refuerza nuestra convicción de que México mantendrá el grado de inversión en el corto y mediano plazo. “Tras este anuncio, ahora estamos a la espera de Moody’s, con una calificación de ‘Baa1’ y perspectiva negativa”, refieren los especialistas de Banorte.

 1,179 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.