Fibra Uno invertirá entre 8 mil y 10 mil millones de pesos en la conclusión de los proyectos que actualmente tiene planeados, puesto que aún no observan propiedades claras en las que puedan canalizar su inversión.

Gonzalo Robina, director adjunto de la fibra, señaló que la inversión prevista para este año es menor en comparación con otros años; sin embargo se mantendrán atentos a nuevas oportunidades que puedan surgir en el mercado.

Precisó que uno de los segmentos en los que se encuentran interesados es el industrial, pero es también el más solicitado por los inversionistas provenientes de Canadá, Estados Unidos, por lo que consideran que el sectores como usos mixtos y retail, los cuales son bastante selectivos.

Destacó que actualmente el fideicomiso cuenta con el 48.7% de su portafolio total de propiedades en el segmento comercial y una gran parte del área bruta rentable en el sector industrial del país.

Estimó que dentro de seis meses iniciará operaciones el área de oficinas de torre Mitikah y aseguró que el espacio comercial ha despertado el interés esperado, mientras que la zona habitacional deberá concluirse a finales de 2020.