Los créditos hipotecarios son préstamos deducibles de impuestos, sin importar si se contrató con un banco, el Infonavit o el Fovissste, y la fecha límite del ejercicio fiscal es el próximo 30 de abril, señaló Propiedades.com.

De acuerdo con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), expuso la empresa en un comunicado, lo que se deduce en un crédito hipotecario son los intereses reales pagados en el ejercicio fiscal, y éstos son el resultado de restar la tasa de inflación anual a la tasa de interés del crédito.

El analista Real Estate de Propiedades.com., Leonardo González dijo: “la inflación es útil para estimar cuánto equivale al monto real a deducir, por lo que, si es mayor, entonces los pagos nominales por pago de intereses también serán superiores”.

Por otra parte, la directora fiscal de Grupo Sordo Madaleno, Ariana Martínez Molina, explicó que los intereses reales de la hipoteca tienen un límite y no deben ser superiores a 750 mil Unidades de inversión (Udis).

Ejemplificó “no porque una persona haya pagado 500 mil pesos de intereses reales significa que son los que puede deducir”.De ahí que recomendó a los usuarios informarse bien hasta dónde está su crédito y con base en eso saber qué cantidad es deducible de intereses.

La también integrante del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM) recordó que la institución financiera es la encargada de emitir un estado de cuenta mensual en el que detalle cuáles son los intereses reales y al final del ejercicio fiscal emitir un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).

El CFDI, también conocido como factura electrónica, es el principal medio de fiscalización que recaba toda la información de los contribuyentes, por lo que es importante que antes de presentar la declaración anual se revise bien los datos.

En el ejercicio fiscal 2017, el SAT recibió 6.5 millones de declaraciones y la meta para este ejercicio son 6.9 millones, es decir, 6.0 por ciento más.