Cuando se piensa en adquirir o vender un inmueble, es común que la mayoría de las personas sientan incertidumbre al plantearse las siguientes preguntas: ¿cuál será su precio o costo final?, ¿qué tasa de interés se manejará?, ¿me aprobarán el crédito Infonavit? Estas y otras dudas llegan a incrementarse cuando se toca el tema de pago de impuestos.

“El realizar cualquier transacción de un departamento o casa conlleva a una serie de costos adicionales, éstos pertenecen a los impuestos que se deben pagar y que son variables en cada zona del país. De ahí la importancia de estar correctamente asesorado”, comentó Juan José Solórzano CEO y Co-fundador de Tu Cantón.

Impuesto por venta de inmuebles.- En caso de que tú desees vender tu propiedad, deberás tener en consideración el pago de Impuesto Sobre la Renta (ISR), el cual equivale al 32% sobre el valor de tu residencia. De igual manera, existe una forma de obtener un beneficio para exentar el ISR, siempre y cuando no hayas realizado una venta de inmuebles en los últimos tres años.

Impuesto por compra de inmuebles.- Si ya estás arrancando el año con el propósito de adquirir un departamento, deberás considerar el pago del ISAI (Impuesto Sobre la Adquisición de un Inmueble), más tus gastos notariales. Estos últimos equivalen al 10% sobre el valor de la propiedad. Cabe señalar que cada impuesto puede variar dependiendo de la entidad federativa en la que te encuentres.

Por otra parte, si vives en la Ciudad de México, tienes la opción de participar en el programa social Jornada Notarial, el cual otorga importantes reducciones de impuestos, derechos y honorarios notariales en la escrituración. Mantente al tanto del calendario para la Jornada Notarial 2019 en la página oficial del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

Los requisitos son primordiales.- Tanto para el comprador, como para el dueño del inmueble, es primordial cumplir con ciertos requerimientos, tales como una carta oferta, certificado de no adeudos fiscales y avalúo de la propiedad, por mencionar algunos.

Ya sea que compres una vivienda o tengas un inmueble en venta, debes estar bien informado sobre los requisitos para ambos casos. Estar bien asesorado es factor clave para hacer una buena inversión en bienes raíces.