Con un presupuesto por debajo de lo esperado y el fantasma de la incertidumbre que dejó el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), la industria de la construcción se enfrenta un año complicado, con un crecimiento marginal de 2 por ciento.

Por Ana Martínez

Texto publicado en la revista Tu Guía En Concreto no. 74

Para la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) el presupuesto destinado al sector es insuficiente, pese a que tuvo un aumento del 4.1% , con 676 mil 377 millones de pesos; y es que los constructores esperaban un incremento cercano al 5% como se había visto en años anteriores, según recordó Eduardo Ramírez Leal, presidente de dicho organismo.

“Hay intranquilidad porque esperábamos más inversión. Para compensar este rezago hay que impulsar, a través de intervenciones privadas, todo lo que se requiere de infraestructura, pero para esto todos los privados estamos pidiendo seguridad en el país”.

TREN MAYA, SANTA LUCÍA Y OTROS

Frente a los grandes proyectos de infraestructura que se preparan para el país, el líder de CMIC pidió que en las licitaciones para éstos se dé oportunidad a todas las empresas, independientemente de su tamaño, y no sólo a las grandes compañías.

“Queremos que todas las obras sean en libre competencia, transparentes, que se evite malos manejos y posibles actos de corrupción. Si se usa al Ejército en temas de construcción, se ha visto en ocasiones pasadas que los trabajos terminan subcontratándose, lo cual termina por afectar a las empresas por los temas de costo y tiempo que se demandan”.

RIESGOS

La inseguridad y corrupción ha golpeado a la industria durante varios años, reconoció Ramírez Leal, y es que los constructores han sido víctimas de extorsión, pero por miedo no levantan la denuncia correspondiente.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ésta es una de las industrias más proclives a la corrupción. La razón, de acuerdo con el mismo organismo, es la ausencia de instituciones eficaces y efectivas.

Es por esto que la CMIC pide que se cree el Instituto de Planeación, para que a pesar de los cambios de sexenios o gobiernos locales, las obras tengan una garantía de continuidad y se eviten acciones irregulares.

Otro factor que preocupa a la industria es el alza en precios como el concreto y otros materiales de construcción, los cuales ya habían presentado aumentos cercanos al 10% durante 2018. “Si hay un incremento seguro nos va a generar una inflación en el tema de la construcción”, aseguró el líder de CMIC.