De acuerdo con Marcos Orduña Alcocer, delegado de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Veracruz, la detonación de la industria petrolera que anunció el nuevo Gobierno Federal favorecerá a constructores veracruzanos.

El delegado dijo que existen dos proyectos que requerirán el proceso de contratación para el desarrollo de obras de infraestructura, el mantenimiento a la refinería Lázaro Cárdenas y trabajos para la explotación del campo petrolero Ixachi, ubicado en Cosamaloapan y que es considerado el cuarto más grande del mundo.

Para aprovechar esto, buscarán entablar reuniones con las autoridades de los gobiernos estatal y federal para que éstos funcionen como vínculo entre  la iniciativa privada y Petróleos Mexicanos (Pemex), con el fin de tener un fácil acceso a contratos.

Alcocer destacó que en las primeras asignaciones se favoreció a compañías regionales y pidió que se mantenga dicho criterio para las siguientes distribuciones de los contratos, pues esto favorece la economía local.