El aumento en el monto de crédito de Infonavit comenzará a aplicarse en abril, otras acciones a implementar en este mes es la aplicación de un nuevo sistema de cobranza y una estrategia para impulsar la autoconstrucción.

Por David Romero

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) incrementará los montos máximos de crédito para los derechohabientes de menores ingresos, con la intención de facilitar su acceso a una vivienda, informó Carlos Martínez Velázquez, director general del Instituto.

En conferencia, el funcionario indicó que trabajan con el sector de los trabajadores y el sector de los empresarios para lograr el aumento los montos máximos de crédito, luego que el objetivo es anunciar para abril este programa.

“Vamos a apoyar a los trabajadores de menores ingresos. Estamos trabajando con los sectores económicos que se representan en el propio Instituto para aumentar los montos máximos de crédito, esto permitirá que los trabajadores de menores ingresos puedan acceder a una vivienda”.

Agregó que en el cuarto mes del año –periodo donde se presentará también la Política Nacional de Vivienda– también anunciarán nuevas estrategias para impulsar un programa de autoconstrucción e implementar un nuevo sistema de cobranza social, este último desarrollado con colaboración de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

“Estamos haciendo un nuevo esquema para que ya no haya despojos, ni haya maltratos a los trabajadores, estamos trabajando en conjunto con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, primero, para diagnosticar qué ha pasado en materia de cobranza y, segundo, para poder hacer un nuevo esquema que respete el derecho humano a la vivienda”.

AJUSTE OPERATIVO

Sobre la reducción en el gasto operativo del Infonavit, Martínez Velázquez recordó que el nuevo tabulador salarial para los altos directivos del instituto, que sean congruentes con las políticas de austeridad y eficiencia tendrá que ser aprobado por la asamblea del instituto en el mes de abril.

Explicó que también harán una reestructura organizacional para evitar duplicidad de funciones y para poder optimizar las funciones que hoy realiza cada una de las áreas.

Por último, recordó que cambiarán el marco normativo en materia de compras, luego que, hasta diciembre del año pasado, el 92% de lo que compraba el instituto era a través de adjudicación directa o de unos mal llamados procedimientos especiales.

“Queremos que se revierta, queremos que la mayoría de las compras que haga el instituto sean a través de licitaciones públicas. Estudios internacionales han mostrado que licitaciones competidas pueden generar ahorros de entre el 15 y el 30% de los recursos, y se requiere que los trabajadores que nos dieron su confianza para administrar su salario puedan tener un instituto eficiente y austero”.