La creación de un Instituto de Planeación ayudaría a que los empresarios inviertan más en infraestructura, aseguró el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (CEESCO) de la CMIC.

De acuerdo con el documento “Perspectivas para la Industria de la Construcción”, durante 2019 refleja un crecimiento de un crecimiento de 2.0% a 2.5%, con tendencia a la baja, pero dependerá de diversas variables durante el primer trimestre del año.

El documento refiere que se debe generar un clima económico conveniente para la inversión, que incluya las condiciones para el establecimiento, operación y protección de la inversión, así como de las condiciones para el suministro de insumos, servicios y mano de obra requeridos por los inversionistas.

En el último sexenio la industria de la construcción registró un crecimiento de 1.3%, siendo el principal obstáculo la disminución de recursos públicos para el desarrollo de infraestructura como resultado de políticas públicas carentes de visión a mediano y largo plazo.

“Si se observa que el presente gobierno se encuentra ejerciendo adecuada y oportunamente el gasto destinado a infraestructura y se presenta un buen Programa de Infraestructura para los años subsecuentes, entonces la tasas de crecimiento podrán ir aumentando gradualmente en los próximos años”, menciona el documento.

Cabe señalar que al cierre de 2018 la actividad productiva de la industria de la construcción registró un crecimiento de 0.6% en su actividad, siendo los subsectores de Edificación que registraron un aumento de 1.3% y Trabajos Especializados con un aumento de 5.5%, mientras que la Obras en Ingeniería Civil se redujeron 5.8 por ciento.