Desarrolladores locales de vivienda vertical de tipo medio y residencial invertirán 800 millones de pesos en Tampico y Madero, Tamaulipas, puesto que se encuentran dentro de las zonas que brindan mayor plusvalía, resultando atractiva para los inversionistas.

Bruno Ítalo Ceja Sosa, presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (AMPI) en Tamaulipas, señaló que actualmente la inversión de capital privado se enfoca hacia las colonias residenciales en las cuales se concentra una mayor demanda de vivienda.

Asimismo, mencionó que este año será bueno para el mercado inmobiliario, puesto que ya cuentan con una cartera 15 mil propiedades en bolsa para acciones de compra-venta en las localidades de Madero, Tampico y Altamira.

Destacó que en Tampico y Madero las construcciones que tienen mayor demanda son las residenciales y turísticas, mientras que en Altamira lo más buscado en el mercado inmobiliario son bodegas, almacenes y naves industriales.

Por otra parte, explicó que el mercado de los bienes raíces deja una derrama de nueve mil millones de pesos derivados de productos residenciales, industriales y turísticos, hecho que se encuentra a la par de la inversión anunciada para este año.

Comentó que en Altamira quedará la mayor parte de la derrama económica tras la construcción de nuevos fraccionamientos; sin embargo, aclaró que se encuentran a la espera de la nueva política de vivienda, puesto que desde el inicio de este sexenio permanece suspendida la entrega de subsidios a trabajadores con ingresos menores a cuatro salarios mínimos.

Al respecto, Edmundo García Román, líder de la Federación de Trabajadores de Tamaulipas, aseguró que el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) entregará cinco mil créditos para vivienda popular, de los cuales más del 50% se colocará en el sur del estado.