Citibanamex-utilidad-cuatro-trimestre-2018

Moody’s de México (“Moody’s”) informó que subió la evaluación de riesgo crediticio base (BCA, por sus siglas en inglés) intrínseca y la BCA ajustada de Banco Nacional de México, S.A. (Citibanamex) a baa1, desde baa2.

Por Víctor M Ortíz Niño

En un comunicado también detalla que afirmó las calificaciones de depósitos en moneda local y extranjera de Citibanamex de largo y corto plazo de A3/Prime-2, las calificaciones de depósitos en escala nacional de México de largo y corto plazo de Aaa.mx/MX-1 y todas las demás calificaciones y evaluaciones.

Al mismo tiempo, Moody’s subió la calificación de emisor en moneda local, escala global de largo plazo de Citibanamex Casa de Bolsa, SA de CV a Baa1, desde Baa2, y la calificación de emisor en escala nacional de México de largo plazo a Aa1.mx, desde Aa2.mx, y afirmó su calificación de emisor en moneda local, escala global de corto plazo de Prime-2 y su calificación de emisor en Escala Nacional de México de MX-1.

La perspectiva de las calificaciones de Citibanamex y Citibanamex Casa de Bolsa es ahora estable.

De acuerdo a la calificadora, el aumento de la BCA ajustada de Citibanamex también se benefició del aumento de la calificación de la casa matriz de última instancia del banco, Citigroup y el aumento de la BCA ajustada de la subsidiaria operativa principal de Citigroup, Citibank, N.A. (depósitos Aa3 estable, BCA baa1). Moody’s incorpora una muy alta disposición por parte de Citigroup para apoyar a Citibanamex.

Agrega que el aumento de la BCA de Citibanamex reconoce la notable mejora en la calidad de los activos, demostrada por la disminución de costos crediticios, y su sólida base de depósitos granulares que ofrece amplios márgenes, que combinados, apoyan una mejora en rentabilidad y hacen que Citibanamex se acerque más a sus pares con mayores calificaciones.

Además, la rentabilidad de Citibanamex se beneficiará de los aumentos en eficiencia relacionados con inversiones sustanciales en operaciones y estrategias digitales en los últimos años. Finalmente, la fuerte capacidad de generación de ganancias de Citibanamex garantiza que su capitalización se mantenga sólida.

Las mejoras en las políticas de auditoría y gestión de riesgos del banco llevaron a una disminución sustancial en los castigos y los costos crediticios, que se redujeron a más de la mitad hasta el 2.9% de los préstamos brutos en 2018, frente al 6.1% de 2014, aunque a expensas de la contracción de los préstamos en 2014, relacionado más que nada a una contracción del 7% en préstamos empresariales.

El crecimiento de los préstamos empresariales a 21% en el período 2015-2017, pero se desaceleró a 2% en 2018. Moody’s espera que los préstamos crezcan moderadamente en 2019, una tendencia crediticia positiva que respaldará aún más la calidad de los activos. El índice de morosidad (IMOR) de Citibanamex está ahora en línea con el 2.2% del sistema bancario al cierre de 2018, a pesar de la gran exposición del banco al financiamiento al consumo, que representan un 32% de los préstamos brutos, en relación con el 20% del sistema.

Por su parte, el IMOR de 1.1% de la cartera empresarial de Citibanamex, que representa el 45% de su cartera de préstamos, es casi 50 puntos básicos menor que el 1.6% del sistema en 2018.