El Consejo Nacional de Escritores Independientes (CNEI) nació en México como iniciativa de un grupo de profesionales que busca la unificación de todas las manifestaciones literarias autónomas del país, y entre otros objetivos está el congregar a ese tipo de autores para impulsarlos junto con sus obras hacia otras naciones.

El director general del CNEI, Carlos Chávez, explicó que el amplio grupo de profesionales, difusores culturales, promotores de la literatura, escritores, traductores, críticos y ensayistas observó la urgente necesidad de contar con espacios para expresarse y dar a conocer masivamente sus obras; organizados, ya dieron forma y vida al CNEI.

El organismo abrirá sus puertas a escritores nuevos, toda vez que considera que los pilares de la literatura actual son la traducción y la crítica literarias. “Tenemos como convicción regresarle al escritor lo que le pertenece y crear espacios para el diálogo de las nuevas literaturas a través de la plataforma digital (www.cneimexico.com)”, subrayó.

“Nos interesa lograr una representación internacional, para eso, junto con el gremio de los traductores tenemos la posibilidad de hacer que las obras que se están produciendo en México tengan alcances internacionales en diferentes países”.

Mencionó que el CNEI es una especie de cobijo que protege y a la vez catapulta a los escritores independientes para darlos a conocer en otras latitudes. “Otro objetivo es crear un catálogo o directorio de las editoriales y colectivos independientes que actualmente dan voz a la literatura nacional; varios escritores ya se han afiliado al naciente concejo.

Hasta el momento, el único requisito para ingresar y tener los beneficios que ofrece el CNEI es mandar por correo electrónico un proyecto literario detallado, una fotografía o logotipo y los datos generales del aspirante. En el proyecto se deben incluir objetivos y propuesta para trabajar con el Concejo Nacional de Escritores Independientes, abundó.

El concejo inició operaciones el pasado 22 de enero y la noche de este viernes se presentó de manera oficial en el Instituto Italiano de Cultura de la Ciudad de México, ubicado en la alcaldía Coyoacán, donde se dieron cita personalidades de las letras de este país.

En el corto plazo, el CNEI podría cobrar la afiliación, porque por el momento no lo hace, y para allegarse recursos para gastos de operación y posibles eventualidades, contempla la posibilidad de solicitar recursos y apoyos a las instituciones gubernamentales, para crear concursos y otras actividades, por y para los escritores independientes de este país, anotó.

Los beneficios y prerrogativas del CNEI son, por ahora, exclusivos para los escritores de México, pues el deseo es que su trabajo se vea replicado en el extranjero.

“Sin embargo, tenemos una apertura de diálogo con otros países, cuyas obras podrían ser difundidas en este país, pero ante todo, la idea es que las voces mexicanas se escuchen en el extranjero”.

Más adelante el CNEI podría tener un espacio físico, pero ahora no, pues cada miembro trabaja en su propio espacio y con sus tiempos.

“Cada quien, desde su trinchera, colabora en la medida y la forma que puede. El concejo reúne la experiencia de algunos miembros con años en el oficio, y el ímpetu de los jóvenes que dan la pauta para el futuro”, concluyó.

   Con información de Notimex