Conéctate con nosotros

Columnistas

Asuntos del peso

Publicado

en


Es posible el regreso del peso mexicano a cotizaciones por arriba de los 20 pesos por dólar


El reporte de inflación anunciado en Estados Unidos generó nerviosismo entre los participantes mercado de cambios, luego de ubicarse por arriba de las estimaciones de la mayoría de los analistas al registrar una cifra de 8.6% a tasa anual, llevando al tipo de cambio peso-dólar a una cotización máxima de 19.9980 pesos por dólar.
La principal preocupación de los inversionistas es que con este nivel de inflación la Reserva Federal adopte una política monetaria más agresiva, actualmente se pronostican incrementos de medio punto en su tasa de interés de referencia en las próximas tres reuniones, actualmente el nivel de la tasa de interés se encuentra en 0.75%.
El próximo miércoles, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal se reunirá para realizar el anuncio de su política monetaria, donde se tiene previsto un incremento de 50 puntos base para ubicarse en tasa de interés de 1.25%, aunque se especula que podría ser de hasta de 75 puntos base por el nivel de inflación alcanzado.
La elevada inflación en Estados Unidos hace que el mercado especule sobre el futuro de la política monetaria en Estados Unidos, ya que la Reserva Federal podría adoptar un lenguaje más restrictivo en los próximos meses e inclusive considerar la posibilidad de acelerar el ritmo de incrementos a la tasa de interés.
El peso mexicano bajo ese contexto cerró la semana con una depreciación de 2.06%, equivalente a una pérdida de 40.3 centavos, cotizando alrededor de 19.96 pesos por billete verde, observándose un precio mínimo de 19.4714 pesos y un precio máximo de 19.9980 pesos por dólar.
La moneda mexicana pone fin a cinco semanas consecutivas de apreciación hasta el pasado viernes 3 de junio. En los primeros cuatro días de la semana, la paridad peso dólar mantuvo cotizaciones estables al mantener un rango de negociación que fluctuó entre 19.50 y 19.70 pesos por dólar, aunque después del anuncio de la inflación (viernes), comenzó a presionarse.
El tipo de cambio peso-dólar registró una depreciación semanal de 2.6%, sin embargo, existieron otras monedas con pérdidas, como fueron los casos del real brasileño que retrocedió 4.14%, la lira turca se contrajo 4.10%, el peso chileno bajó 3.92%, el peso colombiano perdió 3.87%, el florín húngaro disminuyó 3.23% y el franco suizo se depreció 2.65%.
En el mercado de bonos se vio reflejada la expectativa de mayores tasas de interés en Estados Unidos. Los bonos del Tesoro a 10 años mostraron un aumento semanal de 22.2 puntos base, alcanzando una tasa de rendimiento del 3.17%, acercándose al máximo en el año de 3.20% registrado el 9 de mayo.
Es probable que las tasas de interés estadounidenses sigan presionadas al alza en esta semana, en anticipación al anuncio de política monetaria de la Reserva Federal prevista para el 15 de junio. La posición especulativa del peso en Chicago con cifras al 7 de junio se ubicó en 835 millones de dólares a favor del peso, comparado con el dato de la semana anterior de 902 millones de dólares.
Las operaciones de las divisas continuarán altamente sensibles ante un entorno en el que se espera un ciclo de alzas en tasas acelerado por parte de la Reserva Federal, especialmente en un contexto de precios al consumidor que continúan al alza y con precios de los energéticos alcanzando nuevos máximos.
En el peso mexicano se espera que comience a desacelerarse la depreciación que traía en semanas anteriores, acercándose a resistencias técnicas relevantes, conformados por un nivel de 20.06 pesos y 20.25 pesos en promedio móvil de 100 días, esto con un mercado que está cerca de terminar de incorporar alzas de 75 puntos base en las reuniones de junio y agosto del Banco de México.

 1,592 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.