Conéctate con nosotros

Columna En Concreto

Asuntos del Peso

Publicado

en

Mercado cambiario seguirá volátil y estarán atentos al dato de inflación de EU, peso cotizaría arriba de 20.50 pesos

Los participantes del mercado siguen con la expectativa de entrar en recesión la economía global a partir del 2023, sobre todo la actividad económica de Estados Unidos, llevando al tipo de cambio peso-dólar a cotizar a un precio máximo de 20.79 pesos por dólar en la semana previa.

El ánimo de los inversionistas sigue decreciendo sobre todo por la percepción de una mayor aversión al riesgo, generando especulación en el mercado de dinero estadounidense luego de observarse la curva de los rendimientos se invirtiera en los activos del Tesoro entre los vencimientos de 10 y 2 años, al exceder la tasa de 2 años a los de 10 años.

La inversión de la curva entre estos vencimientos ha sido históricamente un indicador de que la economía estadounidense está por entrar en una recesión inminente, que podría comenzar a partir del primer trimestre del próximo año.

Es posible la continuación de periodos de volatilidad en el mercado cambiario en caso de sorpresas negativas en los precios al consumidor de Estados Unidos, por lo que la atención estará en el reporte de inflación correspondiente a junio a publicarse en la próxima semana (miércoles).

El peso mexicano seguirá respaldado por la expectativa de un mayor endurecimiento de la política monetaria del Banco de México (Banxico) altas tasas y el amplio diferencial relativo frente al mercado de Estados Unidos, el cual se estima de alrededor de 600 puntos base, así como de las exportaciones, entrada de remesas y turismo.

Sin embargo, en el mediano plazo se esperaría una depreciación gradual de la moneda mexicana al ser difícil mantener una sobrevaluación actual de 5.6%. Por el momento, el tipo de cambio seguirá volátil y continuará experimentando rompimientos, como sucedió la semana pasada, pues fácilmente superó el precio de resistencia del promedio móvil de los 200 días ubicado en 20.50 pesos por dólar.

El dólar estadounidense continuó fortaleciéndose durante la semana anterior, avanzando 1.7% alcanzando niveles no vistos desde finales de 2002. Por el contrario, las divisas de países emergentes perdieron terreno frente al dólar estadounidense.

En ese contexto, las divisas más depreciadas fuero el rublo ruso con 13.5%, el peso colombiano con 5.03%, el peso chileno con 3.98%, el florín húngaro con 3.49%, la lira turca con 2.99% y el rand sudafricano con 2.80%, mientras el peso mexicano registró una pérdida de 0.99%.

Es importante mencionar que el peso colombiano alcanzó una cotización máxima histórica la semana pasada al operar en 4,424.46 pesos colombianos por dólar. En tanto, el peso chileno también llegó a una cotización histórica al alcanzar un precio de 993.90 pesos chilenos por dólar.

La caída de ambas divisas está relacionada con el desempeño negativo del mercado de materias primas en la semana previa, además, de factores políticos de riesgo interno, como la llegada de presidentes de la llamada izquierda.

En el mercado de materias primas, el petróleo West Texas Intermediate (WTI) finalizó con un retroceso semanal de 3.5%, cotizando alrededor de 104.62 dólares por barril, mientras el Brent reportó una pérdida de 4.18%, cotizando en 106.96 dólares por barril, y entre los metales industriales, el cobre perdió 3.05%, lo que explica el desempeño negativo del peso chileno.

En esta semana, el reporte de inflación de Estados Unidos, será un catalizador clave tanto para la renta fija como para el tipo de cambio, donde se espera una tasa anualizada de 8.8% (junio), mes previo se situó en 8.6%.

Es importante resaltar que la sorpresa negativa en el último reporte fue crucial para modificar el ritmo de alzas por parte de la Reserva Federal, ajustando las expectativas rápidamente de 50 puntos a 75 puntos base, el cual se materializó en junio por primera vez desde 1994.

Adicionalmente, iniciará la temporada de resultados corporativos al segundo trimestre de 2022, siendo el principal riesgo, las revisiones a la baja en las expectativas de crecimiento en las utilidades para la segunda mitad del año, en un entorno en el que los consumidores podrían será cautelosos ante una posible recesión y con mayores tasas de interés

 2,496 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.