Conéctate con nosotros

Columnistas

Asuntos del Peso

Publicado

en

Existe preocupación sobre la posible recesión económica a nivel global, aunque el peso operará estable en 20.10 pesos

Los participantes del mercado siguen preocupados ante la posibilidad de una recesión económica a nivel global en medio de presiones inflacionarias sobre todo en la Eurozona, una retórica más restrictiva de los bancos centrales del mundo, además de tensiones geopolíticas y confinamientos en China.

El peso mexicano bajo ese contexto continúa y seguirá sorteando los claro-oscuros que existen dentro del mercado financiero internacional, manteniendo movimientos relativamente estables, con un rango de negociación entre 19.95 pesos como precio mínimo y 20.25 pesos como nivel máximo.

El tipo de cambio peso-dólar previsiblemente mostrará cotizaciones tranquilas en las próximas semanas en la medida que el Banco de México (Banxico) mantenga una política monetaria congruente a los movimientos observados en la tasa de la Reserva Federal de Estados Unidos.

En ese contexto, la moneda mexicana tratará de mantener sus operaciones en los mismos niveles registrados en las últimas semanas, es decir, sostendrá cotizaciones entre 19.90 pesos por dólar como precio mínimo y 20.50 pesos por billete verde como su negociación más alta.

En esta semana, se espera una relativa volatilidad en el mercado cambiario, aunque, persistirá el mayor endurecimiento de la política monetaria a nivel global y las tensiones geopolíticas en Europa, lo que podría incentivar la migración de flujos hacia el mercado estadounidense fortaleciendo más al dólar.

Sin embargo, se observa un limitado espacio de apreciación adicional del peso mexicano, y desde el punto de vista técnico seguirá respetando el precio de soporte de los 19.95 pesos por dólar, por lo que, en ese contexto, es previsible que la compra de dólares se efectúe en ese nivel técnico.

En el universo de divisas desarrolladas y emergentes predominó el sesgo negativo, aunque, la libra esterlina contra todos los pronósticos de los analistas logró una recuperación semanal de 0.87%, para ubicarse en un precio de 1.1180 dólares por libra ante la especulación de un próximo giro de 180° por parte del gobierno, pues la primera ministra Liz Truss dio marcha atrás en sus propuestas de recorte a impuestos dado a conocer en septiembre.

El yen japonés mostró una depreciación de 2.29%, cerrando en 148.7177 yenes por dólar y alcanzó una cotización de 148.8605 yenes por dólar, nivel no visto desde el 15 de agosto de 1990.

La pérdida de valor del yen se derivó a que el miércoles, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, donde comentó que mantendrá una postura monetaria flexible hasta que se confirme la estabilidad de la inflación y se sostenga alrededor del 2%, agregando que la economía todavía está en etapa de recuperación por la pandemia.

Dentro de las monedas emergentes más depreciadas, resultaron el peso chileno con un retroceso de 2.51%, el real brasileño con una caída de 2.29%, el peso argentino con una depreciación de 1,64% y el peso colombiano registró una disminución de 1.61%, mientras el peso mexicano apena bajó 0.16%.

La próxima semana, se espera que el presidente haga un anuncio para reducir los precios de la gasolina, lo que se considera un tema clave de cara a las elecciones intermedias de principios de noviembre.

En otras regiones, se celebrará el vigésimo Congreso del Partido Comunista en China, evento que se realiza cada cinco años, en el que prácticamente un hecho que Xi Jinping asegurará un tercer periodo en su cargo. Adicionalmente, ante el escalamiento del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania después de la anexión de los territorios ocupados, los ministros de finanzas y líderes de la Unión Europea se reunirán en diferentes cumbres.

En relación con la agenda económica internacional, destaca en Estados Unidos el reporte de producción industrial (septiembre) e indicadores manufactureros regionales (octubre), así como cifras del sector vivienda y reportes trimestrales de empresas que cotizan en Wall Street.

La agenda en la Eurozona incluye el reporte final de inflación de septiembre, mientras en China notificarán el PIB del tercer trimestre, ventas al menudeo, producción industrial e inversión fija, mientras en México, se espera la aprobación de la Ley de Ingresos y Egresos en la Cámara de Diputados, además, se anunciarán datos como Indicador Oportuno de la Actividad Económica.

 1,620 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *