Conéctate con nosotros

OPINIÓN

Balance

Publicado

en

El estancamiento económico en el país y el impacto a la economía global por el coronavirus, tiene a varias industrias muy preocupadas, entre ellas las empresas acereras.

El consumo de acero ha venido a la baja y en 2019 registró una contracción de 5% en América Latina, lo que refleja la fuerte contracción económica en la región, principalmente en México donde muchos proyectos de infraestructura se han quedado detenidos.

Uno de los grandes jugadores es ArcelorMittal que ha tenido fuerte presencia en el país, sin embargo, el año pasado y lo que va de este año, su negocio de venta de acero no avanza como se esperaba, ante la contracción en la economía.

El tema no es para menos y al parecer no solo afecta a México, también a otros países como Brasil y Argentina, que junto con México, explican el 87% de la reducción en el consumo del acero en América Latina.

Según la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), en 2019 solo se consumieron 64 millones de toneladas de acero en América Latina, lo que anticipa un 2020 muy complicado para la industria en la región.

Aunque Alacero reconoce que la tendencia negativa viene desde 2014, año en que se tuvo el mayor consumo de este insumo con más de 72 millones de toneladas, le preocupa lo rápido del deterioro y que no es una condición solo de América Latina, por lo que el panorama no es nada favorecedor para el mundo.

China, una de las economías de mayor demanda de este metal enfrenta una desaceleración importante en su economía debido al brote del coronavirus y a la disputa comercial con Estados Unidos, por lo que ese escenario será un fuerte golpe a la industria acerera global.

En México, también habrá que sumar escándalos como los que enfrenta Altos Hornos de México en investigaciones de malos manejos durante gobiernos anteriores, incluso su presidente, Alonso Ancira, enfrenta un juicio de extradición desde España para poder juzgarlo en México ante acusaciones de corrupción en la venta de la planta de Agro Nitrogenados de Pemex, durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

A pesar de esas acusaciones, la empresa se mantiene en tratos con otras compañías para asociaciones o su venta y enfrentar mejores condiciones financieras.

Desde luego, el escenario actual puede verse de dos ángulos: por un lado sería una gran oportunidad para que compañías como ArcelorMittal adquieran negocios importantes de AHMSA a mejores precios que una época mas productiva; la otra, es que la mala situación global retrase cualquier intención de adquisición ante los malos resultados que se esperan para las empresas acereras.

Por lo pronto, a nivel región, Alacero prevé que este año el consumo del acero pueda crecer 2.8%, aunque todavía se revisarán cifras ante el impacto del coronavirus.

El Osito Bimbo abrirá la cartera

Grupo Bimbo tiene algo muy particular que le ha permitido mantenerse como empresa líder en México y en otras partes del mundo y es mantener su visión de largo plazo, ya que, a pesar de la caída en la economía mexicana, los embates en el ambiente político, el cambio de regulación en el etiquetado de los productos de consumo, Bimbo abrirá su cartera para continuar con sus inversiones.

Esta semana, anunció en la Ciudad de México, en presencia de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, que invertirá 4,200 millones de pesos en varias acciones para la empresa en la capital del país.

Fue directamente Daniel Servitje, director general de Grupo Bimbo, quien hizo el anuncio y también detallo que estas inversiones acompañan proyectos como el Centro de Distribución Metropolitano, ubicado en la alcaldía de Azcapotzalco, que incluye la construcción de dos nuevas líneas de producción, así como la construcción de una flotilla de reparto sustentable. Recordemos que también está incursionando en la producción de vehículos eléctricos que contribuyan en la logística y que reduzcan su huella de carbono.

Esta visión largo plazo es muy válida para cualquier empresa y Grupo Bimbo la ha sabido capitalizar muy bien. Para empresas de este tamaño es muy claro que siempre habrá algunos años con dificultades, que vendrán nuevos gobiernos con visiones diferentes, aunque también es claro que esto no será para siempre y deberán estar preparados para los cambios que se den.

México es un mercado potencial de más de 120 millones de personas, donde la mayoría es joven, así que quien no se ponga la pila y comprometa inversiones ahora, probablemente le costará más trabajo en el futuro.

Aplauso a sobrecargos

Ante el movimiento #UndíaSinNosotras, las mujeres sobrecargo afiliadas a la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), tomaron una decisión muy correcta, que fue realizar votación entre las agremiadas para definir si trabajarían o no el lunes 9 de marzo.

La respuesta fue contundente, la votación favoreció a quienes sí querían trabajar, considerando que la industria aérea está pasando por una situación compleja a nivel internacional y también porque de no hacerlo simplemente se dejarían de operar vuelos causando un impacto muy grave para muchos, no solo a las líneas aéreas.

Sin duda, la decisión es de reconocerse, porque eso no significó que no estén a favor del movimiento para resaltar el alto a la violencia contra las mujeres y si hay un gremio que seguramente enfrenta constantemente acoso y malos tratos por temas de género es el de sobrecargos. Así, que con una decisión de unidad y principalmente, no por una amenaza de las empresas, ellas decidieron trabajar ese día.

El mensaje del 9 de marzo fue muy claro y aunque muchas empresas tomaron la decisión de darles el día a sus colaboradoras por un tema de imagen, lo cierto, es que la mentalidad comenzó a tener un cambio y se inició la discusión interna de cómo mejorar el ambiente laboral para las mujeres.

El movimiento deberá seguir, porque aún hay mucho que hacer.

 171 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.