Conéctate con nosotros

Columnistas

Balance

Publicado

en

La cuesta de enero, que puede prolongarse hasta marzo, tiene muy movidas a las empresas de artículos de consumo, la estrategia es prepararse para una baja en el consumo diario de las personas ante menores ingresos esperados o por lo menos por la mayor atención que deberán hacer a pagos de tarjetas, gastos de fin de año y también impuestos.

Si ya se dio un vuelta por los estantes de algunas tiendas de autoservicio se habrá dado cuenta de las presentaciones de menor tamaño, aunque el precio lo compensa, además de la oferta que cada cadena comercial realice.

Los ganones, de acuerdo con especialistas en temas de estrategias de mercado, serán las tienditas, quienes por la cercanía y disponibilidad de sus productos ya cuentan con versiones más pequeñas y accesibles de productos como: jabón, shampoo, detergentes, pastas dentales, rastrillos, aceites de cocina, botanas, refrescos, etc.

El efecto, nos dicen, es lograr poner artículos de uso diario a precios más accesibles y esto se consigue con presentaciones de menor tamaño, ya que alguien puede tener los 5 o 10 pesos para una versión de shampoo en bolsita, que los 50 o 60 pesos de una botella, que puede durar más, sin embargo, en ese momento el costo no es accesible para quien ya destinó gran parte de su ingreso al pago de sus deudas.

Las cadenas comerciales también utilizan otras alternativas como promover más sus marcas propias, que de inicio ya tienen ventaja en precio y ahora buscan, a través de diferentes presentaciones, ser más competitivas.

Walmart, con su formato de Bodega Aurrera espera que durante este trimestre el efecto sustitución por cuidar más el ingreso, le beneficie a Mamá Lucha, que logró buenos resultados en 2019 y es probable que mejoren en 2020.

El reto, será mantener ofertas para continuar con el flujo promedio en cada una de las tiendas y entrar en la competencia junto con las tienditas.

Autlán pone el semáforo en amarillo

Ya se observa el primer coletazo de la fuerte caída en la industria de la construcción en 2019. El impacto para los proveedores comienza a ser más pronunciado.

Apenas hace unos días, Autlán, informó en un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores que tuvo que suspender temporalmente operaciones en su planta de ferroaleaciones ubicada en Gómez Palacio, Coahuila.

La decisión se tomó desde diciembre del año pasado, argumentando que el paro era por su programa de mantenimiento, aunque ya en su comunicación a los inversionistas admitió que el paro de la planta se extendía a enero debido a las “difíciles condiciones del mercado siderúrgico mexicano”.

Las firmas acereras en México enfrentan tiempos muy complejos, que van desde temas de comercio exterior, donde el gobierno de Donald Trump ha puesto muchas barreras, hasta el nulo crecimiento económico de México, lo cual representan dos grandes obstáculos que superar.

Ahora, Autlán deja abierta en su comunicación la posibilidad de que la planta quede sin operar por varios meses más, esto considerando que se reabrirán las operaciones cuando las condiciones económicas impulsen nuevamente al sector siderúrgico.

Esta decisión no es pequeña, ya que involucra a trabajadores y sus familias, aunque Autlán no explicó a detalle lo que ocurrirá con los trabajadores podemos suponer que éstos estarán en un periodo de desempleo, hasta que las condiciones cambien y puedan reactivarse las operaciones.

El nulo crecimiento y la falta de estrategia en proyectos de infraestructura seguramente golpeará a más sectores y proveedores en la industria de la construcción.

Cerveceros de México estrenan director

Después de que Maribel Quiroga decidiera probar suerte en LALA en un sector totalmente diferente al de la cerveza, apenas esta semana se dio a conocer quien será la nueva directora de la Cámara Cervecera que prácticamente la controlan las dos empresas cerveceras más grandes en el mundo AB InBev con Modelo y Heineken.

Así, en un comunicado, Cerveceros de México informó que esta organización la dirigirá Karla Siqueiros, quien tiene bastantes tablas en temas legislativos, aunque del lado del sector financiero.

No obstante, su experiencia y relación con personajes del mundo político del país, podrán ser muy útiles para las empresas que conforman a Cerveceros de México, donde también hay cerveceras artesanales.

El resto será evitar a toda costa que los legisladores y el gobierno federal vean como una caja chica a la industria cervecera y quieran modificar impuestos, como sucedió con cigarros.

Es claro que un cambio en el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicio (IEPS) para las empresas cerveceras significará menores ingresos y menos recursos que enviar a sus casas matrices que están en el extranjero.

Una tarea nada fácil, aunque cuando se tiene una cerveza en la mano la forma de diálogo cambia y esa puede ser una buena arma para Karla Siqueiros al momento de sentarse a conversar con los legisladores y también con otros actores políticos.

Hay que recordar que la industria cervecera es una gran generadora de empleos con 55 mil directos y más de 600 mil indirectos que entran en las líneas de distribución, lugares de consumo, principalmente.

Además, es una industria altamente exportadora, y ha puesto a México en el mundo a través de productos como Corona, Tecate, Victoria, Indio, etc.

La moneda de cambio para negociar y evitar mayores impuestos y cambios en las regulaciones para esta bebida es básicamente el dinamismo que imprime la industria a la economía mexicana.

 696 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *