La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) externo su preocupación ante la posibilidad de un cierre de la frontera con Estados Unidos tal como lo ha anunciado el presidente Donald Trump.

En el marco del evento “La nueva política económica industrial en el plan de desarrollo 2019-2024”, Eduardo Solís, presidente de la AMIA, dijo necesaria la comunicación entre ambos países ante la posibilidad de que exista un cierre fronterizo.

“Sería algo que nunca antes hemos visto, por lo menos nosotros, y consideramos necesario, mantener un diálogo para que tanto los intereses mexicanos en Estados Unidos como los de Estados Unidos en México se mantengan”, comentó.

En ese sentido reveló que la industria mexicana mantiene comunicación constante con sus pares en Estados Unidos en caso de que el presidente estadounidense cumpla la amenaza y recordó que México es el principal proveedor de ese país, por encima de Canadá.

Industria estadounidense

Al respecto la industria automotriz estadounidense advirtió sobre graves problemas al sector en esa nación, puesto que más del 40% de los componentes requeridos para la producción de vehículos proviene de México.

Auto Alliance representante de algunos fabricantes del mundo y que produce el 70% de los vehículos que se venden en Estados Unidos, solicitó a través de un comunicado evitar el cierre de la frontera.

Asimismo se pronunció al respecto la American Automotive Policy Council (AAPC), y anunció que la decisión podría repercutir en el sector automotriz de América del Norte y tener un impacto en la economía de Estados Unidos.

Los pronunciamientos del sector automotriz se producen luego de que el presidente estadounidense amenazara con cerrar la frontera con México, bajo el argumento de que la seguridad nacional es superior al comercio.