Durante su primera reunión del año, los miembros del Comité Técnico del Indicador del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) manifestaron preocupación por la revisión a la baja de la calificación de Pemex por parte de Fitch.

En la reunión, los integrantes del Comité destacaron la relevancia de que el Gobierno mexicano realice los esfuerzos necesarios y tome las medidas pertinentes para preservar el grado de inversión de la empresa productiva del Estado y elevar la confianza de los inversionistas.

Asimismo, se mencionó como factor central para sentar las bases de un mayor crecimiento sostenido, preservar la fortaleza de las finanzas públicas y cumplir con las metas fiscales trazadas en el programa económico anunciado en diciembre pasado.

Y es que, explicaron, la economía mexicana comenzó un proceso de desaceleración hacia fines del año pasado, el cual se espera que continúe a lo largo del presente año.

A nivel nacional, las cifras oportunas del Producto Interno Bruto (PIB) al cuarto trimestre del año pasado confirmaron la desaceleración ya referida. Se destacó que el componente del PIB que contribuyó a ese resultado fue el sector secundario, el cual incluye la minería (industria petrolera), la construcción y las manufacturas.

El sector terciario, que incluye los servicios y el comercio, siguió contribuyendo al crecimiento económico durante el periodo referido. Otros indicadores oportunos confirman la expectativa de que la desaceleración continuará, o podría incluso agravarse, al comienzo del año.

Una mayor tasa de desempleo y la fuerte caída de la importación de bienes de capital a diciembre apuntan hacia una menor producción e inversión en la economía nacional.

A nivel internacional, uno de los factores de riesgo más relevantes sigue siendo las medidas proteccionistas implementadas en Estados Unidos y en China durante la guerra comercial iniciada el año pasado.

Asimismo, sigue siendo fuente de preocupación Europa, por los efectos que tendría sobre la región el no llegar a un acuerdo razonable para la salida ordenada del Reino Unido de la Unión Europea.