Con el fin de generar nuevos productos turísticos en alcaldías del sector oriente de la Ciudad de México, que descentralice la oferta turística de la capital, se presentó el programa “Turismo de Barrio”.

Con este nueva estrategia, la Secretaría de Turismo de la CDMX busca incrementar la derrama económica, democratizar el ingreso turístico, aumentar la pernocta promedio y el arribo de visitantes; así como ampliar los centros de atracción para visitantes nacionales y extranjeros.

Esto lo dio a conocer Carlos Mackinlay, secretario de turismo de la CDMX, en una conferencia de prensa que se llevo a cabo en el Ring Central, un sitio emblemático y tradicional del boxeo al oriente de la ciudad, en donde el funcionario agregó que Turismo de Barrio busca impulsar la creación de empresas, generar empleos en esa zona y fortalecer el enlace de la cadena productiva del sector turístico.

“Esta iniciativa se centra en las alcaldías de Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Milpa Alta, Tláhuac, Venustiano Carranza, Tlalpan, Xochimilco y la zona oriente de Coyoacán. Involucra los esfuerzos coordinados de diversas dependencias como la propia Sectur de la CDMX y la de Desarrollo Económico, la de Inclusión y Bienestar Social, así como la de Cultura”, detalló.

También participan las Secretarías de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (Seciti); Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes (Sepi); Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE) y Seguridad Ciudadana, dado el alcance del objetivo que es fomentar las micro, pequeñas y medianas empresas; alentar el emprendedurismo y establecer una vinculación con operadores turísticos de la iniciativa privada.

Carlos Mackinlay indicó que estiman que los primeros resultados de “Turismo de Barrio” se noten en un año. “La iniciativa coadyuvará al desarrollo de nuevos prestadores de servicios turísticos, de emprendedores y al impulso a las micro, pequeñas y medianas empresas”. 

Este programa se llevará a cabo mediante esquemas de asistencia técnica, capacitación y acompañamiento para crear nuevas figuras como las Cocineras tradicionales; Promotores Turísticos de Barrio y sus modalidades de Anfitrión de Barrio, Gastronómico, Ecoturístico, Cultural de Arte Urbano, Religioso y de Medicina Alternativa; “se trata de desarrollar habilidades y destrezas en la población local dedicada al turismo como actividad primordial”.

El funcionario dijo que de esta manera se impulsará la valoración del patrimonio e identidad de las alcaldías participantes: “esta estrategia desarrollará el oriente de la CDMX y tras su maduración, lo consolidará como un destino emblemático de la capital”.

De esta forma, confió, se aminorará la brecha entre el poniente y oriente de la ciudad, en lo que se refiere a las oportunidades de bienestar para la población capitalina.

“Las acciones de mediano y largo plazo se centrarán en la gastronomía, cultura, alma, entrega, tradiciones, leyendas, fiestas civiles y religiosas, personajes célebres y en la propia población residente”, finalizó.