A más de 120 días del inicio de la nueva administración federal, los principales actores de la industria de la vivienda coincidieron en que fue una etapa de consolidación y reconocimiento de la misma.

Por Ana Martínez

Durante el desayuno “Líderes de la Vivienda”, organizado por Grupo En Concreto, Edna Vega, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), aseguró que encontró una institución con carencias y con un tema de corrupción amplío, que no permitía avanzar al país.

“El sistema es el que está corrompido. No todas las personas o funcionarios lo hacemos. En eso trabajamos, en mejorar los mecanismos para que las acciones estén bien dirigidas”.

Pese a esto, Vega Rangel destacó que estos primeros días de gobierno han servido para mejorar la coordinación institucional del sector, pues antes cada uno hacia sus programas y ocasionaba una división de los apoyos.

Coincidió con ella José Iracheta, director general del Instituto Nacional del Suelo Sustentable (Insus), quien afirmó que también encontró irregularidades y un nivel de corrupción “extremo”.

“Las malas prácticas causaron que tengamos una crisis financiera profunda. Más de la mitad de los recursos se iban para otros fines”.

Indicó que la falta de datos duros en el Insus deja en claro la mala orientación de los recursos, ya que “no hay registros de sensos. De hecho, se tienen registros que en 2016 había 6.1 millones de lotes irregulares, pero nosotros contabilizamos 7.5 millones. Es grave por la cantidad que se dejó fuera”.

Destacó que en 2018 se entregaron 5 mil 500 escrituras, mientras que en lo que va del año, Insus ha dado 7 mil, lo que deja en claro como se puede eficientar una institución sin corrupción.

También participó Humberto Trujillo, director de Enlace en Estados y Municipios de la Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonahpo), quien asistió en representación de Lirio Rivera, directora general de éste, quien aseveró que su trabajo empezó al abrir el organismo que estaba cerrado a su llegada.

Esto, explicó, les provocó un retraso en sus actividades. Pero adelantó que, hasta el momento, trabajan en la comprobación de recursos, pues hay 5 mil millones de pesos que no tienen originación.