La reducción de impuestos como en la frontera norte del país tendrá un impacto fiscal de alrededor de 41 mil millones de pesos, de acuerdo con Arturo Herrera Gutierrez, subsecretario de hacienda.

Por Noé Álvarez

Durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público, el funcionario explicó que el decretó fortalecerá la actividad económica de esa zona del país ya que se aplicara una reducción en el ISR (Impuesto Sobre la Renta) de 30% a 20%, mientras que el IVA (Impuesto al Valor Agregado) pasará de 16% a 8% a partir del 1 de enero.

“Con estas medidas, vamos a construir un muro, pero no es un muro físico, más bien un muro económico, con la creación de actividad económica para que las personas no se quieran ir”, apuntó.

Destacó que las empresas que se instalen en la zona fronteriza podrán acceder a estos beneficios, pero tendrán que cumplir con una serie de requisitos como establecer su domicilio fiscal, así como su actividad económica en esas zonas del país.

También señaló que estos estímulos se le otorgan a la frontera norte porque es un lugar con los mayores índices de violencia en el país, similares a los que se registran en la zonas de guerra, aunado a los problemas de migración por causa de los cambios de política por parte de Estados Unidos.

Por su parte, la Comisión de Hacienda acordó que el martes 18 de diciembre sesionará a las 9:00 horas para elaborar y votar el dictamen de la iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) de 2019, para enviarla al pleno de la Cámara de Diputados.

OPTIMISMO EN LA RECOMPRA DE BONOS

Luego de su comparecencia, el funcionario aseguró que la mayoría de los tenedores de bonos de largo plazo ven con optimismo la propuesta presentada por el gobierno federal por mil 800 millones de pesos.

“La retroalimentación que hemos recibido hasta ahora es que la mayoría de los inversionistas que son de largo plazo ven con optimismo la operación que vamos a hacer”, indicó.