Traspasar un crédito Infonavit a la banca comercial representa un costo aproximado de 50 mil pesos, estrategia que no resultaría benéfica para quien tiene una deuda menor a 150 mil pesos en el Instituto, informó Sergio San Sebastián, director general de Credimejora.

Por Ariana Cruz Abeyro

En entrevista para En concreto, señaló que la opción de trasladar un crédito hipotecario del Infonavit a la banca comercial requiere un desembolso por parte del derechohabiente de entre 40 y 50 mil pesos, debido a los procesos que requiere dicho trámite.

“Hay ciertos gastos que cubrir para la realizar el traslado del crédito de Infonavit a la banca de aproximadamente 40 o 50 mil pesos, los cuales se pagarán al notario para que elimine el gravamen del Instituto y coloque el gravamen del banco, es decir, un cambio de escritura”, explicó.

Precisó que los beneficios de traspasar una hipoteca originada con el organismo nacional de vivienda a la banca sólo aplican para quienes cuenten con una deuda superior a un millón de pesos, porque la banca tiene una tasa de interés menor a la del Instituto, motivo por el cual se reduce la mensualidad a pagar.

“El Infonavit actualmente tiene una tasa de interés de 12%, mientras que la tasa ponderada de los bancos actualmente y tomando en cuenta los incrementos se encuentra en 10.80%, resultando más baja, lo cual es una ventaja de trasladar la deuda a un banco”, comentó.

Señaló que al hacer el traspaso de deuda, el monto de la misma permanece en el banco, por lo que la institución financiera entregará al usuario el dinero para que se liquide la deuda en el organismo de vivienda y permanezca únicamente en la entidad bancaria.

“Las personas que realicen el trámite de refinanciamiento hipotecario tienen la certeza de que la deuda adquirida con el banco se liquidará en el plazo convenido e incluso pueden obtener una tasa menor al 10.8 por ciento”.

La opción podría ser retomada por 3.9 millones de acreditados que adquirieron un financiamiento del Infonavit bajo el esquema Veces Salarios Mínimos (VSM), los cuales no han observado una reducción en su deuda, según datos del Instituto.