Fernando Montes de Oca, Director General de HR Ratings señaló que su calificadora está a favor de que exista una regulación bancaria diferenciada por tamaño de la institución porque la normatividad y las sanas prácticas serán especializadas; además de estar enfocadas al perfil del negocio del intermediario, lo que reduce la barrera de entrada a nuevos bancos.

Por Víctor M Ortíz Niño

“En los últimos 6 años pasamos de 42 a 50 bancos, es un buen avance, pero insuficiente, para cualquier entidad. Las barreras de entrada son tanto la regulación, como los requerimientos mínimos de capital, además de la infraestructura material, humana y tecnológica requerida; situación que afecta negativamente si va a ser un intermediario de nicho. Se debe impulsar el tema de que no haya nada más 50 bancos en México, se deben abrir muchos más”, explicó el ejecutivo a Grupo en Concreto.

Sobre la situación de la banca, señaló que se observa un bajo perfil de riesgo, con niveles de capitalización cercanos al 16%, envidiables a nivel internacional, índices de morosidad bastante razonables en el 1.9%, lo que refleja una alta calidad de originación de crédito; situación que se refleja en que el 35% de las entidades mexicanas tiene una calificación de HR AAA, lo que significa que son de la más alta calidad, además de que el 95% de los bancos son grado de inversión.

Agregó que la nueva administración lanzó un programa de impulso al sector financiero, mismo que busca atacar varios frentes, los cuales finalmente se quieren aterrizar en una mayor inclusión financiera empleando diversas herramientas, como son permitir que personas entre 15 y 17 años puedan accesar al sistema financiero, darle impulso a la banca digital, además de que trabaje en conjunto la banca de desarrollo y la banca comercial.

“La banca definitivamente es una palanca económica para el País, una banca bien capitalizada y con mayores participantes, debe tener muy buenas noticias para el mismo”, expresó Montes de Oca.