La aerolínea Volaris analiza la permanencia de las rutas que tiene en el Aeropuerto Internacional de Querétaro, pues consideran inviable operar tras el alza en las tarifas que se les cobra.

Por Ana Martínez 

En conferencia de prensa, Enrique Baltranena, director general de Volaris, explicó que tras la cancelación de sus vuelos hacia Cancún, Tijuana, Monterrey y Chicago desde el aeropuerto de Querétaro, revisarán la situación de sus otros vuelos, puesto que es una situación diferente al ser “más maduras”.

Esta decisión sería consecuencia de la alza en el monto que la base aérea cobra a las aerolíneas: “aunque decidimos seguir con las rutas, en febrero se publicó que la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) aumentaba 7%, entonces nos detuvimos a pensar si podíamos hacer la inversión”.

Baltranena aseguró que no se puede aceptar que los grupos aeroportuarios suban los precios de esa manera y más cuando “no está directamente ligado con las aerolíneas ni sus operaciones. En Querétaro subieron la TUA para desarrollar aspectos que no están relacionados con nosostros”.

Aclaró que, pesé a que el Aeropuerto Internacional de Querétaro es operado por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), éstos sólo tienen una participación del 25%, el restante y gran mayoría le corresponde a un concesionario.

En caso de que Volaris decidiera cancelar sus operaciones en el AIQ, el directivo indicó que “dispersarían la capacidad hacia los aeropuertos de León, San Luis Potosí o Aguascalientes. Pero deben analizar las tarifas”.