El aeropuerto de Santa Lucía, además de significar un ahorro para el país de 100 mil millones de pesos, ayudará a fortalecer las finanzas de las Fuerzas Armadas, luego que será administrado – renta y otros beneficios– por la Secretaría de la Defensa Nacional, informó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el marco de la ceremonia conmemorativa por el 104 Aniversario de la creación de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), explicó que la administración del inmueble se realizará conforme a la normatividad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a la vez reiteró el compromiso de tener en operación este aeropuerto a más tardar en tres años.

Enfatizó que se respetarán las instalaciones militares que existen actualmente. ”Desde luego, se van a respetar tanto instalaciones militares -la pista de este aeropuerto militar de Santa Lucía- como las unidades habitacionales. No vamos a hacer nada sin dejar completamente establecida la zona habitacional de Santa Lucía”.

Lopez Obrador agradeció el respaldo de las Fuerzas Armadas y adelantó que la base aérea de Santa Lucía, lo que va a seguir siendo la pista aérea militar de Santa Lucía, llevara el nombre del comandante Salinas Carranza, uno de los pilotos más importantes, pionero de la Fuerza Aérea; y que el aeropuerto civil de Santa Lucía llevara el nombre del general Felipe Ángeles.

Por último, el mandatario explicó que utilizar el aeropuerto militar de Santa Lucía como aeropuerto civil no es algo nuevo. Muchos desconocen que se emitió un decreto presidencial en 1978 para que esta base militar funcionara como aeropuerto civil, existe el decreto.

“Se acudió a organismos internacionales para que no se permitiera que Santa Lucía se usara como aeropuerto civil, existiendo un decreto para esto y ahora, desde luego, dictámenes en el sentido de que no existe ningún problema, no sólo desde 1978, que no había tanto avance en la tecnología como hay ahora, para que no exista ningún problema de interferencia aérea”, concluyó.