En un comunicado de prensa, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) señala que autorizó al banco Santander el uso de la e.firma como medio de autenticación o firmado de documentos digitales, para los trámites que lleva a cabo esta institución financiera.

Por Víctor M Ortíz Niño

En el mismo se indica que Santander es el primer banco y el primer particular al cual el SAT le autoriza la consulta del servicio de e.firma por cumplir con los requerimientos técnicos y de información; así como con el personal calificado.

“Este acuerdo es un increíble hito de colaboración entre el gobierno y la iniciativa privada para ayudar a los emprendedores a simplificar, acelerar y abaratar su operación, tanto con los entes de gobierno como con los bancos, con lo que podrán abrir una cuenta en Santander usando su e.firma como identificación”, manifestó el Director General de Grupo Financiero Santander, Héctor Blas Grisi Checa.

La e.firma se utiliza para acceder a todos los servicios electrónicos publicados en el Portal del SAT, como actualizaciones en la información del Registro Federal de Contribuyentes, el envío de declaraciones, la facturación electrónica, entre otros.

Actualmente, 9.4 millones de contribuyentes cuentan con la e.firma, de los cuales 89 por ciento son personas físicas y 11 por ciento son personas morales. El SAT tiene firmados 118 convenios para el uso de esta herramienta: 72 entre dependencias, 32 con entidades federativas y 14 con municipios.

“En este momento de desarrollo de herramientas tecnológicas, es fundamental una relación más estrecha entre la banca y el SAT para logra una mayor inclusión financiera y abatir la evasión fiscal, para de esta manera, contribuir al cumplimiento del principal objetivo de la actual administración que es la transformación y crecimiento de nuestro país”, dijo Margarita Ríos-Farjat, Jefa del SAT

Instituciones como la Secretaría de la Función Pública promueve uso de la e.firma para el envío de la Declaración Patrimonial y de Intereses, mientras que la Secretaría de Economía la utiliza en su Sistema de Inscripciones al Registro Público de Comercio y como parte de la Norma de conservación de documentos digitales.