En un ejercicio récord para SEAT, el área de compras gestionó en 2018 un volumen de 7,137 millones de euros, lo que representa un aumento del 5.6% respecto al año anterior (6,758 millones).

Cerca de 79% de las compras correspondieron a materiales de producción, recambios y accesorios para los modelos que se fabricaron en la planta de Martorell (SEAT Ibiza, Arona y León, y Audi Q3 y A1), y 21% restante se destinó a bienes y servicios generales. Más de un 60% del volumen total de compras se realizó a proveedores españoles.

En 2018, el área de compras contribuyó a la optimización de costos que, junto con el incremento en las ventas y la comercialización de vehículos con un mayor margen de contribución, permitió a SEAT alcanzar un beneficio récord después de impuestos de 294 millones de euros, un 4.6% más que en 2017.

En los últimos cinco años, el volumen de compras gestionado por SEAT creció un 23.2%, desde los 5,791 millones de euros de 2014 a los 7,137 del último año.

“La calidad, la eficiencia y la optimización de costos son factores clave para la consecución de los objetivos del área de Compras. Para ello, mantenemos una relación de colaboración y confianza con nuestra red de proveedores que nos permite impulsar proyectos estratégicos, como la dirección de las compras generales en la península ibérica y el desarrollo del Norte de África”, afirmó Klaus Ziegler, vicepresidente de Compras de SEAT.

Un área clave para la estrategia de futuro de SEAT Entre los proyectos más destacados de 2018, el departamento de Compras contribuyó al lanzamiento de SEAT Tarraco, que se fabrica en la planta alemana de Wolfsburg. SEAT lideró el proyecto y gestionó la elección de los proveedores, de las pruebas de pre series y del control de las piezas.

También en 2018, SEAT estableció la reducción progresiva del costo total por vehículo para establecer un modelo productivo más eficiente y sostenible. Para conseguirlo, se inició el proyecto Full Cost Optimization (FCO), gestionado por un equipo de trabajo multidisciplinar en el que participan las áreas de I+D, Producción, Finanzas y Compras. El año pasado se aplicaron propuestas de mejora que significaron un ahorro de 141 millones de euros.

La ambiciosa estrategia de globalización de SEAT con, entre otros proyectos, el liderazgo en el Norte de África y de la planta de ensamblaje en Argelia, amplió las responsabilidades del área de Compras.

Desde 2018, SEAT cuenta con un nuevo equipo para gestionar las relaciones con los proveedores de la región y en el último año se mantuvieron contactos con proveedores potenciales, locales e internacionales, interesados en la fabricación de piezas en Argelia.

Por su parte, Marruecos tiene un sector automotriz muy desarrollado que ofrece nuevas oportunidades de colaboración con proveedores establecidos en el país, lo que se refleja en la asignación de nuevos proyectos.

Por otra parte, SEAT dirige, desde 2017, la coordinación de las actividades de compras generales del Grupo Volkswagen en la península ibérica para todas las adquisiciones no relacionadas directamente con los vehículos, con el objetivo de identificar sinergias y contribuir a la optimización de costos. En 2018, el volumen total de compras generales gestionado por SEAT en la península ibérica ascendió a casi 2,000 millones de euros.