SEAT fue galardonada por el diario ABC y el Consorci de la Zona Franca de Barcelona por ser la principal empresa industrial exportadora de España.

La firma se consolidó como la mayor empresa industrial española, representando 3% total de las exportaciones de España y tiene presencia en más de 80 países de los cinco continentes.

Actualmente la compañía exporta 80% de sus vehículos y en 2018 sumó su sexto año récord de ventas con 517 mil vehículos distribuidos. Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia, Austria y Suiza, además de España, fueron los principales mercados europeos que contribuyeron a conseguir estos resultados.

Durante su discurso, Luca de Meo, presidente de SEAT, subrayó que “somos una de las marcas que más crece en Europa, nuestra principal palanca de desarrollo, y ahora también tenemos el foco puesto fuera de las fronteras europeas. La confianza depositada en SEAT por parte del Grupo Volkswagen en proyectos estratégicos como el Norte de África y China, son el mejor ejemplo”.

Dentro de su estrategia de globalización, SEAT se consolidó como la empresa del Grupo Volkswagen responsable de liderar la estrategia en el norte de África. En la planta de Relizane en Argelia se ensamblan los modelos Ibiza, Arona, León y Ateca, con lo que el mercado argelino multiplicó casi por cuatro las ventas respecto a 2017.

China es también un punto clave en este sentido, ya que, tal y como destacó de Meo, “la presencia de SEAT en China a través de la nueva joint venture JAC Volkswagen es un paso decisivo en nuestra estrategia hacia la electrificación y para el desarrollo del vehículo eléctrico en el país. SEAT es hoy más internacional que nunca”.

Durante su intervención, Luca de Meo también reflexionó sobre el futuro de la industria automotriz: “vamos a ser proveedores de movilidad y eso va a impactar directamente en nuestros modelos de negocio, incluido el comercio exterior. El futuro no será solo la exportación de vehículos, será la exportación de servicios, de tecnología y de talento. Debemos estar preparados”.

En este contexto, el presidente de SEAT hizo un llamamiento a las empresas, entidades públicas, instituciones financieras y agentes sociales para trabajar de la mano y pensar en clave de futuro.

“Es muy importante que respetemos y mantengamos el principio de neutralidad tecnológica en el camino hacia el vehículo de cero emisiones. Debemos contar con un marco estable y unos objetivos claros que nos permitan asegurar una transición ordenada y progresiva para poder decidir técnicamente cuál es la mejor vía para alcanzarlos”, recalcó de Meo.