Uno de los principales retos que enfrentará el sector de las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) será ampliar sus fuentes de financiamiento, consideró Serfimex Capital.

El director Comercial de Serfimex Capital, Alfonso Vega, dijo que será importante el trabajar “durante 2019 en mejorar las prácticas financieras que faciliten a las Sofomes una mejor y mayor entrada a fuentes de fondeo, y enfatizó que será crucial mantener y crecer las líneas de financiamiento que se ha logrado con la banca de desarrollo y banca privada”.

Tras destacar que, en el país, solo 27.8% de las pequeñas empresas tienen acceso a financiamiento, lo que representa una oportunidad para las Sofomes estimó que para 2019 se espera un crecimiento de las carteras de crédito de éstas de entre 20 y 30 por ciento.

A través de un comunicado, refirió que en 2018 las Sofomes otorgaron financiamientos por 708 mil millones de pesos, 3.5% del financiamiento total del país y 7.5% en el sector privado.

“El principal reto a vencer para continuar su crecimiento dependerá de incrementar sus fuentes de financiamiento. Al día de hoy las Sofomes ENR aplican a diferentes fuentes de financiamiento, un 48% mediante recursos propios y ocupando en un lugar cada vez más relevante la banca de desarrollo con 37%, la banca comercial con 32% y la emisión de deuda con 15%”, precisó la empresa.

Dichos esfuerzos se reflejan en el valor del capital invertido, el cual asciende a 76 mil millones de pesos, que representa la inversión de socios en las 172 Sofomes que integran la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom), asociación de intermediarios financieros más grande de América Latina.

Finalmente, dijo que un fondeador importante durante el próximo ejercicio será la banca de desarrollo, que será jugador relevante en el fortalecimiento del acceso al capital, según datos otorgados por Nacional Financiera (Nafin), y 54% de los intermediarios no bancarios que participan en su red son Sofomes y en 2018 contribuyeron con una derrama de financiamiento mayor a 22 mil millones de pesos.