El ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, advirtió que el Tren Maya podría provocar una crisis ambiental fuerte en el sureste del país, además una posibilidad de no tener el éxito esperado y aseguró que no hay ningún economista serio que haya demostrado la viabilidad del proyecto.

En el marco de la última cumbre de la World Travel Tourism Council (WTTC), el ex mandatario mencionó que no se tiene la seguridad de que el proyecto principal de la nueva administración federal sea viable económicamente, pero si podría provocar un daño ambiental el Calakmul.

Por su parte, Julián Balbuena Alonso, presidente del Consejo de Administración y CEO de Best Day Travel Group, consideró como riesgoso destinar todos los recursos provenientes del pago de Derecho de No Residente (DNR) al Tren Maya.

“La situación es más delicada, pues todo recurso será destinado a la construcción del Tren Maya” y aseguró que realizar la promoción turística de México nunca le costó al gobierno, puesto que dicha acción era solventada con recursos de los turistas.

El presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), Conrad Bergwerf, expuso que el turismo en la zona del caribe mexicano se encuentra a la baja, ya que la ocupación hotelera reportó una caída del 6%, mientras que las tarifas hoteleras tienen una dsaceleración del 10 por ciento.

Asimismo externo que existe preocupación en el sector, puesto que no se ha brindado la atención necesaria a temas como el sargazo, la inseguridad y la estrategia para alcanzar mercados como el de Estados Unidos, ya que se han enfocado en el Tren Maya y no en la promoción de destinos.

Otros empresarios lamentaron que el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, haya retirado recursos a la promoción turística de México y aseguran que la decisión ha permitido el crecimiento del mercado centroamericano.

“El gobierno está matando a la gallina de los huevos de oro, destinando recursos en el Tren Maya, -cuyos beneficios se verán en años-, a costa de la promoción turística, mientras que países de Centroamérica y el Caribe están absorbiendo los viajeros que están dejando de venir a los destinos nacionales”, concluyeron.