Conéctate con nosotros

Destinos

Michoacán abre sus alas para este verano

Publicado

en

Para este verano, Michoacán, conocido como “el alma de México”, tiene todo listo con sus ferias del Cobre, de la guitarra en Paracho, los globos de cantoya, en Pátzcuaro y todas las celebraciones que se realizan en sus nueve Pueblos Mágicos, aseguró Carlos Javier Ávila Pedraza, subsecretario de promoción de turismo en la entidad.

En entrevista con #Viajando en Concreto, dijo que Angangueo, Cuitzeo del Porvenir, Jiquilpan, Paracho de Verduzco, Pátzcuaro, Santa Clara del Cobre, Tacámbaro, Tlalpujahua y Tzintzuntzan, están listos para recibir a los vacacionistas con playas extraordinarias donde se concentran las tortugas golfinas, pelícanos y las mariposas monarcas en los santuarios y que son muy representativas de Michoacán.

TE PUEDE INTERESAR:

Listos 55 millones de turistas para vacacionar en verano

“Aquí contamos con patrimonios de la humanidad, siete regiones turísticas, nueve pueblos mágicos, por su gastronomía, este crisol de colores, sabores, aromas, trato de gente amable, por esos paisajes irrepetibles y sobre todo porque es la tierra de la mariposa monarca y de la celebración de la Noche de Muertos; pasas de un clima cálido a uno frío, la montaña y mucha variedad.”

En ese sentido, dijo que hay una gran variedad para poder disfrutar desde un fin de semana hasta para poder hacer una inversión y pasarla un mes con conciertos, gastronomía única y recorrer cada uno de sus rincones pues la entidad se ha caracterizado por los encuentros de la cocina tradicional que reúne en marzo y octubre a las cocineras de Michoacán para poder disfrutar corundas, uchepos, carnitas, churipo, aporreadillo, pozole de maíz, pescado dorado, pato a la basura, dulce de guayaba y cajeta, mezcal y más, se vuelven platillos irrepetibles.

En Tlalpujahua, por ejemplo, se vive la magia de la Navidad los 365 días del año por la elaboración de esferas, pueblo minero repleto de historias que se cuentan en cada una de las calles con artesanías y elementos decorativos de cantera y con raíces prehispánicas apegadas a la cultura otomí, que permiten disfrutar de un entorno incomparable.

Angangueo, dijo, enclavado en una barranca y pueblo minero lleno de bosques, es la puerta de entrada de millones de mariposas monarcas que año con año se dan cita entre noviembre y marzo, un sitio para también disfrutar de pinos de oyamel y extraordinarias coníferas escuchando el aleteo de esas grandes viajeras que debemos cuidar y preservar, “sin duda, Michoacán es la tierra de las mariposas monarcas”.

 2,286 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.