Conéctate con nosotros

Destacada

SENER socava inversión energética privada: Fitch

Publicado

en

Los analistas de la calificadora Fitch Ratings, opina que las directrices anunciadas el 15
de mayo por la Secretaría de Energía de México (SENER) pueden socavar la inversión
energética privada, fortaleciendo a su vez la cuota de mercado y la directriz de la
empresa estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), a pesar de que se
implementaron como una forma de preservar la confiabilidad y seguridad de la red.

De acuerdo con los especialistas, el acuerdo de operación de SENER refuerza las
medidas previas anunciadas el 29 de abril por el Operador de Sistema Independiente
Mexicano (CENACE) para suspender las pruebas preoperativas para plantas eléctricas
intermitentes y alterar el número de unidades de imperdación.

Agregan que los acuerdos no pretenden modificar la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) de
2014; sin embargo, estas acciones podrían desestabilizar el panorama competitivo
promovido bajo la LIE y elevar el riesgo regulatorio para la inversión privada en el
país.

Consideran que, en conjunto, estos acuerdos podrían tener consecuencias negativas en
materia de crédito para los productores de electricidad de propiedad privada expuestos a
gastos de envío, restricción y riesgo comercial, tanto para instalaciones nuevas como
existentes que operan bajo el marco reglamentario actual.

Además, el acuerdo de funcionamiento de SENER introduce nuevos costos para cubrir
nuevos servicios auxiliares, lo que aumentará la remuneración de la capacidad de
respaldo y probablemente afectará a las centrales eléctricas renovables.

En los próximos meses, el CENACE y la Comisión Reguladora de la Energía (CRE)
prepararán nuevos manuales y procedimientos para que la política de SENER sea
plenamente efectiva. Fitch espera que las diferentes empresas afectadas adopten acciones legales para retrasar la entrada operativa de estos acuerdos.

Sin embargo, la incertidumbre en torno al marco regulatorio afectará retroactivamente a las centrales eléctricas existentes y puede limitar la inversión privada en el mercado eléctrico mexicano.

Además, la CFE, como propietaria de las líneas de transmisión del país, propondrá a
SENER proyectos de luz verde que se adhieran a las nuevas políticas del gobierno. La
concesión de nuevos permisos requerirá un nuevo estudio de viabilidad de interconexión,
teniendo en cuenta aspectos tales como: la suficiencia de la demanda de electricidad, la
congestión de la transmisión, la dispersión geográfica de las plantas renovables y la
cantidad de capacidad de reserva.

De esta forma, CENACE podrá rechazar proyectos que no cumplan con los requisitos
enumerados, lo que restringe el desarrollo de nuevas plantas en regiones altamente
congestionadas. Esta situación podría desafiar la capacidad de los nuevos proyectos
renovables para alcanzar el cierre financiero u obligarlos a ampliar sus fechas de
operación comercial.

La generación de flujo de efectivo de la CFE puede ser insuficiente para satisfacer las
inversiones de energía necesarias del país sin incurrir en deuda adicional para financiar
estos proyectos, lo que podría presionar su perfil financiero.

Además, los tribunales mexicanos ya se han pronunciado a favor de varias medidas
cautelares contra las medidas de CENACE, suspendiendo la acción contra las pruebas
preoperatorias para varias entidades. Fitch espera que se presenten desafíos legales
adicionales contra la nueva política de SENER.

 892 Total de vistas