Conéctate con nosotros

De tu interés

Usuarios padecen y se adaptan a rutas alternas a la L1 del Metro

Publicado

en

A casi un mes del arranque de las obras de rehabilitación de la Línea 1 (L1) del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), el pasado 11 de julio de 2022 y que se alargará durante ocho meses más, hasta marzo de 2023, las opiniones de los usuarios se dividen pues mientras para algunos los autobuses de apoyo han funcionado bien, al paso de los días las complicaciones se dejan sentir, especialmente para las personas de la tercera edad y discapacitados, quienes deben caminar largos tramos.

En un recorrido que realizó Grupo En Concreto esta semana, se pudo constatar que a la distancia de que inició este proyecto alterno de movilidad y a pesar de que los niños están de vacaciones, si bien el tiempo de espera para subir a los autobuses es ágil, los camiones se enfrentan al habitual tráfico de la Ciudad de México, que detiene la marcha y alarga el tiempo de traslado de las personas.

TE PUEDE INTERESAR:

CFE renovará sistema eléctrico en L1 del Metro

Esto, aun cuando se han establecido rutas express como, por ejemplo, la que no hace parada en las estaciones del Estación Candelaria y Merced con dirección a Balderas, además de que, a diferencia del arranque del programa, los camiones van llenos y los viajes se deben realizar de pie porque difícilmente se encuentra un asiento.

De acuerdo con los usuarios, existe una total conciencia en que se realice la remodelación o intervención mayor a la Línea 1, que corre de Pantitlán a Observatorio, en esta primera etapa, modifica el acostumbrado traslado a los centros de trabajo u a otros sitios.

“Hasta cierto punto es normal porque es una mejora que se está haciendo al servicio, por lo tanto, cada acción tiene su reacción, tenemos que sufrir un poco para después tener un mejor servicio. Hay un poco de agilidad, no como debiera ser, pero por lo mismo de semáforos y el tráfico vehicular«, comentó un usuario.

Otra joven, opinó que están bien las obras para evitar más accidentes como el que ocurrió en la Línea 12 pero considera que debiera haber mayor información, especialmente para quienes lo abordan por primera vez.

Una señora de la tercera edad, visiblemente cansada y molesta, indicó que tuvo que salir a realizar un trámite, pero no lo volverá a ocupar porque se le hizo complicado y cansado subir y bajar escaleras para entrar al vagón en dirección Observatorio.

Otro usuario, reconoció que el trato del personal que el Gobierno de la Ciudad de México ha desplegado, para apoyar todo este propósito, es amable y tratan de ayudar a la gente, pero de la movilidad señaló que ha sido “más o menos” y es algo que, aunque no ha sido fácil se tiene que adaptar porque solo de esa manera puede trasladarse a su trabajo. Aun así, dijo que están bien las obras.

Por último, una ama de casa, consideró que “es un caos, nos ha hecho caminar bastante, nos ha perjudicado mucho y mire cómo estamos”.

Indicó que la Línea 1 era su medio de transporte y ahora tiene que estar viendo cómo moverse para ir y venir y tomar más tiempo de lo habitual porque de hacer una hora, ahora son hasta dos o dos horas y media más para trasladarse.

Así, a un día de que arrancaron estos trabajos de Pantitlán a Salto del Agua, algunas cosas se han ido afinando como el cobro doble, lo cual ya no sucede, pero con el pendiente de resolver el paso de los autobuses para que eviten el tráfico y su efectividad sea la esperada.

 8,222 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.