Conéctate con nosotros

Especial

Alzas en insumos para construcción, impulsarán rentas

Publicado

en

Incertidumbre cancela proyectos de edificación

Derivado del incremento en los costos de los insumos para la construcción de casas, impulsado por una galopante inflación que rebasa el 7%, así como un aumento en las tasas de interés para la obtención de créditos hipotecarios, este 2022, la balanza se inclinará hacia las rentas de vivienda y las edificaciones, tendrán que esperar mejores tiempos.

A pesar de que la pandemia de Covid-19 no trastocó el 2021 y fue positivo para el sector inmobiliario nacional que creó nuevos proyectos de vivienda que se adaptaran al estilo de vida de las personas que apuestan por una mejor calidad de vida, este año, la incertidumbre económica y el aumento de precios en los insumos, disminuirán la edificación y como efecto de ello, el ramo que crecerá es el de las rentas, ante la imposibilidad de hacerse de un inmueble.

De acuerdo con especialistas del sector, los compradores evitarán comprometerse en una economía que está en recesión y al mismo tiempo con una elevada inflación y que se ha dado fin a las facilidades que tenía adquirir créditos a tasa fija pues ahora, también sufren incrementos.

Miguel Ángel Enríquez Quiñonez, vicepresidente de inversiones y nuevos negocios en ALIGNMEX Capital, en entrevista con En Concreto, precisó que en este año, se prevé que factores como el aumento en el precio de las casas debido los altos costos del material de construcción o el modelo de trabajo híbrido, inclinen la balanza en la demanda de vivienda en renta, en que predominará la demanda de las llamadas «ciudades verticales», espacios adaptados con amenidades y servicios que permitan al usuario hacer frente a las necesidades actuales, con espacios adaptados para el home office, con mejor conexión a internet o servicios adicionales de mantenimiento en la vivienda, además de zonas de esparcimiento cerca.

Por ello, el también representante de “Sí Renta», pionero en la administración profesional de la vivienda en renta en México, mencionó que, ante esa situación, tienen un portafolio de proyectos con seis edificios en diferentes etapas, tres de ellos ya operando y uno que está abriendo este primer trimestre del año que es el cuarto.

Lee también: CCE demanda acelerar la transición a energías limpias

“Derivado de esto lo que estamos viendo para este año, la renta es una actividad bastante más importante, con mayor flujo o tráfico, afortunadamente cierre de contratos, mucho soportado por el tema de inflación que el año pasado cerró con niveles altos, arriba del 7% y esto sin duda, afecta de manera inmediata y directa al arrendamiento de vivienda. Algunos otros factores como económico en general y de incertidumbre que vivimos pues por un lado en la parte financiera las tasas van para arriba encareciendo los créditos y complica un poco el tema de adquisición de vivienda a través de créditos hipotecarios”, indicó.

Por otro lado, dijo que, aunque las condiciones fueran iguales o la gente pudiera tener acceso a crédito o tomar decisiones de compra de contado, está retrasando también o posponiendo decisiones de compra por la misma incertidumbre, lo que sin duda beneficia el tema de la renta porque al final el déficit que hay de atención a la necesidad de vivienda es muy grande, más en la ciudad de México, pues la gente necesita un lugar donde vivir, comprado o rentado.

“Este desequilibrio entre oferta y demanda genera siempre una absorción importante en términos de unidades de vivienda y al haber incertidumbre se beneficia más la vivienda en renta que en venta. Entonces si creemos que esto ha afectado en los últimos dos años y quien estaba en el negocio de venta de casa habitación se ha visto un poco más afectado, en cambio el tema de renta tuvo un comportamiento bastante más estable pero además ahora estamos viendo este crecimiento que se está dando en los primeros días del año y que al parecer pudiera permanecer a lo largo del año”, destacó.

Enríquez Ordoñez, indicó que la pandemia de Covid-19 les ha hecho confirmar teorías o hipótesis de inversión y los proyectos que hoy tienen, iniciaron hace 5 años en su construcción en el poniente de la Ciudad de México, en Bosque Real, una zona que si bien no es plenamente urbana o céntrica como algunos otros desarrolladores de vivienda en renta tradicional lo han hecho, la apuesta es por el tema de calidad de vida, seguridad, áreas verdes, con un enfoque más a unidades más grandes para tener como objetivo a familias.

Indicó que los residentes, en especial personas jóvenes, buscan dejar atrás la vivienda tradicional o céntrica, priorizando la calidad de vida que encuentran este tipo de desarrollos, confirmando las preferencias que hoy tiene el mercado y que son estos desarrollos con esas características.

“Vemos que lo que está priorizando el mercado, primero que nada, seguridad, en estos tiempos la seguridad es fundamental, dos, también el tema de poder tener una comunidad con espacios abiertos donde poder caminar ante el confinamiento que vivimos entonces, creo que esas son las dos principales sin dejar de ver un tema de calidad en precio, el presupuesto siempre es importante”, indicó.

El vicepresidente de inversiones y nuevos negocios en ALIGNMEX Capital, no obstante, reconoció que las zonas clásicas y céntricas, van a seguir teniendo su preferencia por una buena parte del mercado, en Polanco, la Condesa y sus alrededores que no van a dejar de tener ese atractivo, pero ya también se buscan otras zonas como Bosque Real que han tomado un auge importante con plusvalías que reflejan el interés de la gente y además de proyectos de inversión muy importantes que están viendo esto hacia adelante y que se consolidan.

“Por ejemplo en Bosque Real, está abierta la primera fase de la Universidad panamericana con un proyecto que tendrá una inversión de 800 millones de dólares con un terreno impresionante que será uno de los campos más grandes en México, un hospital también de investigación que viene de Israel y una serie de nuevos proyectos que confirman el interés por estas zonas, tal vez no tradicionales pero que ofrecen otro tipo de características”, dijo.

Agregó que, por el lado de la construcción, quien hoy pretende hacer una vivienda, ya sea un departamento o casa para renta, enfrenta costos muy diferentes a los de hace tres o cuatro años, la inflación ha sido muy alta y más en materiales para la construcción y entonces esto representa un reto para cualquier desarrollador inmobiliario puesto que estas alzas se verán reflejadas para el consumidor o residente al estar presionados al alza, lo que a su vez complica la venta.

Te puede interesar: Blindaje inmobiliario la nueva alternativa ante violencia

Enríquez Quiñonez, recordó que, para rentar, lo tradicional en México son contratos de un año, aunque en Sí Renta, tienen contratos desde tres meses hasta tres años para dar esa flexibilidad al mercado, pero también aceptó que, derivado de la inflación, las rentas se han impactado a la par de la inflación con aumentos del 7%.

Precisó que su principal competencia es el mercado abierto, propietarios que compraron departamentos o casas como forma de inversión y ahorro y que deciden ponerlas a la renta sin tal vez mayor preparación, oferta y se encuentran historias de todo tipo y que no son favorables para el residente.

En cambio, dijo, los desarrolladores institucionales de vivienda en renta, se apoyan en la búsqueda de que este mercado crezca en México.

“En Estados Unidos este mercado es una industria que vale más de un trillón de dólares, en México hoy, hay menos de 5 mil unidades administradas profesionalmente por empresas como Si Renta y, ALIGNMEX Capital y tenemos la experiencia de haber generado más de 2 mil unidades de vivienda, las primeras que hubo en México y hemos aprendido una serie de cosas que hoy estamos implementado”, apuntó.

Durante la entrevista, señaló que servicio, calidad y valor, es lo que los hace diferentes desde el momento en que la gente busca el lugar donde va a vivir y a través de herramientas digitales, ofrecen una amplia gama de opciones para firmar contrato o incluso sin tener un contacto físico, aunque “si creemos que es muy importante y no lo menospreciamos”.

El directivo de la firma que en 2017 se convirtió en la primera empresa en México que emite Certificados Bursátiles Inmobiliarios que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), indicó que al listar el única CKD¨s que hoy existe en México por un monto de 2 mil millones de pesos, hoy han logrado invertir el cien por ciento de esos recursos de sus inversionistas y les genera rendimientos.

Posterior a ello, indicó que ahora están en la comercialización de los proyectos para lograr un retorno a su inversión en portafolios.

Y en la favorable perspectiva que tendrán los proyectos de renta, Miguel Ángel Enríquez Quiñonez, acotó que en las torres que edificaron este año, esperan cerrar el año rentando 465 unidades y avanzar en el 2023 con 6 edificios, 465 unidades. El costo de las rentas desde 150 a 400 metros cuadrados, van desde los 24 mil 900 a 50 mil pesos de renta, con diversos beneficios y recompensas que pueden ir desde mantenimiento gratis o la obtención de llaves para otros beneficios.

 284 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.