Conéctate con nosotros

Destacada

Utilidades de operación de las empresas aumentaron 2.8% en IT20: Intercam

Publicado

en

Los analistas de Intercam Banco, señalan en un análisis que los resultados de las empresas al primer trimestre 2020 (IT20), que cotizan en el mercado accionario mexicano, a las cuales les dan seguimiento muestran debilidad e implican una extensión del proceso de desaceleración en su rentabilidad y la antesala de una probable contracción en utilidades para el segundo trimestre (2T20) por efecto de la pandemia de coronavirus. Esto porque sus ingresos aumentaron +3.5% anual, mientras que las utilidades operativas aumentaron +2.8%.

Agregan que el efecto negativo del coronavirus en algunas compañías fue menor al estimado, pero se registró uno de los crecimientos más bajos a nivel EBITDA de los últimos años. Adicionalmente, las empresas dejaron de beneficiarse por las fáciles bases comparables de 2018, cuando todavía no se aplicaba la nueva norma contable en temas de arrendamiento (IFRS16).

También manifiestan que durante este período de reportes corporativos el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se apreció +7.7%, al pasar de las 33,759 unidades, previo a la publicación del primer reporte trimestral, a las 36,370 unidades, al darse a conocer el último reporte.

En algunos casos la mejora está asociada con la menor preocupación por el impacto del coronavirus, beneficios en empresas defensivas y una menor aversión al riesgo en un entorno de múltiplos de valuación bajos. A su vez, ayudó la fortaleza del dólar durante el trimestre en las operaciones estadounidenses o dolarizadas; mientras que afectaron las depreciaciones de las monedas latinoamericanas.

Sectores defensivos con buenos resultados

En el sector de alimentos destacaron Gruma y Bachoco con volúmenes sólidos particularmente en Estados Unidos, así como estrategias de incrementos en precios.

El sector de autoservicios también presentó cifras sólidas impulsadas por las compras de pánico de la segunda quincena de marzo y gastos controlados pese las necesidades de sanitización y nuevos colaboradores.

Mientras que, en el caso de las empresas de productos básicos, Kimber no sólo logró impulsar sus volúmenes, sino que operó en un entorno de bajos costos de materia prima, lo que impulsó sus márgenes.

Sectores defensivos pero que no brillaron

Por su parte, el sector de telecomunicaciones se mantuvo neutro, nivelando los efectos negativos del cierre de tiendas, los gastos por cuentas incobrables y mal desempeño en prepago y tv de paga, con una creciente demanda por servicios móviles de postpago y banda ancha para mantener la comunicación en este nuevo entorno.

Del mismo modo, el sector de bebidas se mantuvo defensivo pese a que decepcionó el bajo incremento en volúmenes; de igual forma, el mayor costo del concentrado redujo los beneficios de un menor costo del PET y aluminio.

Las fibras también fueron defensivas, pero los niveles de ocupación en sus segmentos de oficinas se mantuvieron bajos y, en algunos casos, su baja incorporación de nuevas propiedades.

Sectores castigados que se defendieron

En contraste, sectores que representaban una constante preocupación para los inversionistas y que sin duda se verán afectados por el COVID-19, terminaron sorprendiendo positivamente.

Las compañías expuestas a petróleo, como las petroquímicas, lograron defender sus márgenes de rentabilidad y desligarse temporalmente de la fuerte corrección en el precio del crudo. En el caso de Volaris, esta corrección permitió bajar de manera importante sus costos de combustible, a la par que sus ingresos lograron aumentar durante el trimestre.

En el mismo sentido está Cemex, cuyo reporte no fue tan débil como se anticipaba, gracias a que varios gobiernos consideraron esenciales las actividades de construcción o de cemento; al tiempo que se benefició de menores costos de energía.

También se preveía una afectación relevante en los tráficos de pasajeros de los grupos aeroportuarios, particularmente en el tráfico internacional, sin embargo, las cifras no fueron del todo negativas. Gap logró compensar el efecto en tráfico con el incremento en el ingreso de TUA, tras la aplicación de nuevas tarifas aeroportuarias aprobadas en el nuevo PMD, mientras que Asur se benefició de mayores ingresos no aeronáuticos, de construcción y extraordinarios por la recuperación del seguro del Huracán María.

No se dio un trimestre tan negativo como se esperaba en Lala y Alsea, gracias a un mayor control de gastos operativos.

Sectores castigados y que además desilusionaron

Uno de los sectores que reportó más débil de lo esperado fue el financiero. El sector logró mantener, e incluso mejorar, su crecimiento en cartera de crédito derivado de las mayores solicitudes del sector empresarial para afrontar sus necesidades de liquidez. Sin embargo, los resultados se vieron opacados por las menores tasas de interés y el reconocimiento de mayores estimaciones preventivas.

De igual forma desilusionó de más el sector minero por la debilidad en los precios de los metales base, paros programados y no programados, y presión en márgenes.

 246 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.